Martes, 12 Diciembre, 2017

            

… Y Montero descarta “grandes modificaciones” durante el trámite parlamentario

"Tensiones" dentro de la normalidad

E.P.


image_print

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha manifestado este miércoles que no espera “grandes modificaciones” en el presupuesto de la comunidad para 2014 durante el trámite que iniciará en el Parlamento.

En una entrevista con Canal Sur Televisión (CSTV) recogida por Europa Press, Montero ha señalado que, una vez que el presupuesto llegue al Parlamento, los grupos políticos son soberanos en su capacidad de plantear las enmiendas al texto que estimen conveniente, si bien ha querido dejar claro que se trata de un proyecto presupuestario “muy coherente e integrado”, que mide muy bien cada una de partidas.  “No espero grandes modificaciones en el trámite parlamentario”, ha expresado.

Ha señalado que las negociaciones para la elaboración de las cuentas del próximo año, como con cualquier presupuesto, han sido “tensas” porque estamos ante unos presupuestos restrictivos, y ello no depende tanto de las fuerzas políticas del Gobierno o del color político de las diferentes carteras, sino que “depende más de las negociación en el día a día porque todas las consejerías, evidentemente, quieren acaparar un volumen de recursos que les permita desarrollar de forma ambiciosa su política”.

En este sentido, ha señalado que las tensiones que se hayan podido producir están en la “normalidad”. Respecto al hecho de que el portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, adelantara algunos datos del presupuesto en una rueda de prensa la pasada semana, ha indicado que todas las cifras que salen siempre antes de que se aprueben las cuentas “son provisionales y no hay que darle la credibilidad que no tienen”.

Montero ha señalado que se ha elaborado un presupuesto “técnicamente complejo”, impregnado por el fomento del empleo, una política que crece un 2,8 por ciento. Ha apuntado que ello no ha sido ninguna sorpresa, sino que era evidente la apuesta decidida del Gobierno andaluz por hacer frente a este problema. Ha puesto el acento en que en 2014 habrá un nuevo plan de choque por el empleo, con una dotación de  200 millones de euros, que está pendiente de concretarse a través del pacto social con los agentes sociales y tendrá como objetivos prioritarios otros sectores distintos a los del plan de este año.

Asimismo, ha indicado como otra de las características del presupuesto que  cada vez “se come más parte de la tarta” el gasto social, de manera que casi el 40 por ciento del presupuesto se dirige a salud y uno de cada tres euros a educación, con lo que esas políticas son la “niñas bonitas” de las cuentas de la comunidad.  Ha destacado que la dependencia contará con la misma cantidad que el año pasado, a pesar de que la proporción de aportación del Gobierno ha ido bajando.

En cuanto a las retribuciones de los empleados públicos, ha incidido en que no van a tener ningún recorte adicional, sino que se mantienen sus retribuciones y se minimiza la pérdida de empleo público, sin despidos masivos. Ha señalado que se ha mantenido la partida que se dedica a personal, que es aproximadamente la mitad del presupuesto, y “lo que no podemos es reponer las pagas extras ni algunas de las condiciones laborales previas a la puesta en marcha del decreto del año 2012 porque el presupuesto está bajando y en el momento en que tenga capacidad de crecer, nuestro primer compromiso es reponer los complementos adicionales de las pagas extras”.

La consejera ha aprovechado para agradecer el trabajo de los miles de empleados públicos, un colectivo que está haciendo un trabajo “impresionante” para que la ciudadanía no pierda derechos y se pueda mantener intacto el estado del bienestar. Ha expresado que lo ideal sería ir incrementando las condiciones retributivas de los empleados públicos, pero el presupuesto no permite esa situación, porque el blindaje de las políticas sociales y la apuesta por el empleo son prioridades absolutas.

Ha indicado que esas prioridades también han incidido en el hecho de que la partida para las inversiones se haya visto reducida en un 13 por ciento. Ha apuntado, no obstante, que la cantidad destinada a inversión supone el 2,3 por ciento del PIB, superior a otras comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *