Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Vamos Granada considera que la subida del billete “no es la solución” para el transporte público urbano

La agrupación asegura que "el PSOE demuestra que no tiene un proyecto de movilidad para la ciudad cuando toma prestado el proyecto del PP al aplicar la subida"

Imagen ilustrativa del Metro de Granada | Foto: Archivo
Gabinete


image_print

Vamos Granada se ha pronunciado sobre la subida del precio del billete que ha hecho público el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada. Así, cada viaje pasará de costar 1,20 euros a 1,40 euros. Sobre este asunto, la formación recuerda que esta subida podría poner en peligro la propia estabilidad del sistema de transporte público urbano.

Así lo ha expresado en una nota de prensa Marta Gutiérrez, su portavoz, que ha comentado que “si subimos el precio del billete, pero no solucionamos el resto de problemas que afectan al transporte urbano y no lo hacen atractivo para el usuario, podríamos ver reducido el volumen de pasajeros a corto plazo”. De ese modo, el grupo municipal sostiene que esto puede suponer que, lejos de conseguir un aumento en la recaudación, la pérdida de viajeros pese más que el aumento del billete y, al final, suponga pérdidas en la recaudación. “Se trata de un escenario en el que pierde el usuario, que tiene que pagar más; y pierde el Ayuntamiento, que recauda menos”, han añadido.

Por otra parte, la agrupación ha señalado que si un número significativo de personas recupera el uso del vehículo privado como consecuencia de la subida del billete, esto se puede traducir en más congestión del tráfico y más contaminación en una ciudad que actualmente ya tiene un problema grave de congestión y contaminación. “Y todo esto sin saber todavía cómo afectará la entrada en funcionamiento del Metro, cuando finalmente se produzca, y si podrá coexistir de forma razonable con los autobuses urbanos”, han matizado.

Vamos Granada ha realizado propuestas para reforzar el sistema de transporte urbano, que ahora mismo mantiene un equilibrio muy precario y no alcanza a resolver las necesidades de la ciudadanía, y plantea “un sistema de transporte unificado en toda el área metropolitana con la gestión y planificación única, para coordinar las líneas urbanas e interurbanas -que solucionarían por ejemplo la línea de Cenes-, los transbordos con el metro o la ubicación de los intercambiadores de transporte”. Este modelo integral supondría, tal y como han explicado, un incentivo en el uso del transporte público además de lograr más financiación estatal. “El objetivo debe ser conseguir un transporte público útil para los ciudadanos y ciudadanas, a la vez que se presta un servicio eficaz en el que los recursos se gestionen con rentabilidad y transparencia”, han indicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *