Jueves, 27 Julio, 2017

            

Una empresa familiar pone en marcha una planta de reciclaje de materiales de construcción en Alhama

Este proyecto, con una inversión de 330.000 euros, es una iniciativa privada de una empresa formada por los cuatro hermanos Valenzuela Ciruela



image_print

La empresa familiar Repoblaciones Andalucía S.L. ha inaugurado este miércoles en Alhama de Granada las instalaciones de la primera fase de la plata de reciclaje de residuos de construcción y demolición para la zona del Poniente granadino en un acto al que ha asistido la delegada del Gobierno de la Junta en la provincia, Sandra García, el alcalde de la localidad, Jesús Ubiña, la delegada de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Inmaculada Oria y ocho alcaldes de la zona.

La planta de clasificación, triturado y reciclaje ofrecerá servicio a todos los municipios de las comarcas de Alhama y Loja y ocupará un servicio medioambiental de carácter sostenible hasta ahora inexistente en la zona y, con su puesta en marcha, los habitantes y empresas de construcción de la comarca evitarán desplazase hasta 40 kilómetros para realizar los vertidos de estos materiales, ya que sólo hay tres empresas de estas características en la provincia.

Este proyecto, con una inversión de 330.000 euros, es una iniciativa privada de una empresa formada por los cuatro hermanos Valenzuela Ciruela, que gestionan también una empresa de movimientos de tierra y han emprendido esta actividad al carecer la zona de una planta de reciclaje de residuos de la construcción.

En la primera fase, la empresa ha invertido 180.000 euros y en una segunda para instalar la clasificadora y trituradora se invertirán otros 150.000 euros en una planta que se encuentra a cuatro kilómetros de la localidad en el polígono del paraje Dehesa.

En el acto, García ha subrayado la importancia de esta iniciativa empresarial por su carácter medioambiental y de sostenibilidad dentro del sector de la construcción, especialmente en caminos y carreteras y ha elogiado el proyecto y el “empuje” de esta empresa familiar por haberse adaptado tras la crisis de la construcción y diversificar su actividad con nuevos proyectos empresariales ligados al territorio con una perfil de sostenibilidad y creación de empleo.

La empresa espera recibir diariamente alrededor de 300 toneladas de vertidos de la construcción que una vez clasificados y reciclados, en un 75 por ciento, volverán al mercado de la construcción.

Los empresarios han asegurado que el proyecto nace para “velar por el medioambiente y trabajar hacia un modelo sostenible que disminuya nuestra huella ecológica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *