Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Un verano para descubrir la Alhambra a través de la mirada de un niño

El nuevo director general del Patronato y Generalife visita a los escolares que participan en el programa educativo, que compagina visitas guiadas con talleres didácticos, para acercar el Monumento a los escolares

Foto: Gabinete


image_print

La Alhambra y los niños son protagonistas del verano en la Colina de la Sabika. Se trata de una actividad que compagina visitas guiadas, muchas veces por espacios cerrados al público, y talleres didácticos para que los escolares, de 6 a 17 años, descubran nuevas miradas, otras formas de acercarse a su patrimonio más cercano.

Esta mañana, el nuevo director general del Patronato de la Alhambra y Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, ha querido que su primera comparecencia pública fuese, precisamente, visitando, en los Jardines del Partal, a los niños y niñas que esta semana disfrutan de su Verano en la Alhambra: “La experiencia del Patrimonio les ha dejado huella. Los niños son el futuro y educar para proteger es la clave, una prioridad para el Patronato de la Alhambra. Es importante que, desde pequeños, concienciemos a los niños sobre la importancia de cuidar nuestro Patrimonio”.

Durante todo el mes de julio, 247 escolares disfrutan de actividades lúdicas y educativas dentro del Recinto Monumental. En su mayoría, proceden de Granada, aunque también se encuentran de otras provincias andaluzas como Málaga, Jaén y Cádiz; y de otras ciudades como Madrid y Valladolid, y de lugares más lejanos como Estados Unidos que, por motivos de residencia temporal en nuestra ciudad o porque aprovechan sus vacaciones para visitar a familiares de Granada se han apuntado a esta actividad. Además, también ha sido notable el número de niños y niñas que han elegido por cuarto año consecutivo esta opción para sus vacaciones.

Este año, como novedad se ha ampliado la edad de inscripción para chavales de 14 a 17 años. La actividad se desarrolla a lo largo de una semana, en horario de 8:45 a 15:15h, y durante este tiempo, los niños y niñas están guiados por intérpretes del Patrimonio, que en esta ocasión han puesto especial énfasis en celebración del Año Internacional de la Luz proclamado por UNESCO.

Los Leones, el grupo de los más pequeños, de 6 a 9 años, recorren durante una semana, entre otros espacios, los Palacios Nazaríes, el Generalife, el Museo de Bellas Artes y la Medina, donde pueden conocer los diferentes oficios que pudieron desarrollarse en el barrio popular que se asentó en la Colina de la Sabika, entre los siglos XIII y XV. Además, estas visitas sirven como referencia para la realización de talleres, en los que, entre otras actividades, han fabricado un candil, una colección de plantas aromáticas, un taller y una vidriera de celofán.

El grupo de Las Gacelas, de 10 a 13 años, acceden a todas las puertas de la Alhambra, los Albercones, la Silla del Moro, Acequia Real y Dehesa del Generalife, sin olvidar la Torre de los Picos, Partal y Torre de la Vela, además de visitar el Carmen Blanco, sede de la Fundación Rodríguez-Acosta.

Los más mayores, los chavales de 14 a 17 años, se han acercado a la Alhambra desde diferentes miradas: desde el paisaje, la artesanía nazarí y la arquitectura. Sin olvidar la música, donde a través de una ruta por el Bosque de la Alhambra, Generalife, Palacio de Carlos V, Partal y Torre de las Infantas han descubierto músicas de al-Ándalus y flamenco. Todo ello, con el fin de “concienciar a los chavales sobre la importancia de conservar y cuidar la Alhambra, un lugar que conserva la esencia de integridad y autenticidad, dos principios fundamentales para un bien declarado Patrimonio Mundial”, ha concluido Fernández Manzano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *