Sábado, 22 Julio, 2017

            

Un tercio de depuradoras en Andalucía incumple la norma de tratamiento de aguas residuales

La depuradora granadina de Pradollano está en la lista de "las peores"

E.P


image_print

Un tercio aproximadamente de las depuradoras que funcionan actualmente en Andalucía “incumplen” la normativa que regula el tratamiento de las aguas residuales, según un informe presentado por Ecologistas en Acción que analiza el grado de cumplimiento de las depuradoras en funcionamiento en las ocho provincias andaluzas y la ejecución de las infraestructuras declaradas de interés autonómico.

De esta manera, según ha informado este viernes Ecologistas en una nota, la evolución del “grado de incumplimiento” del Real Decreto 509/1996, que establece las normas aplicables al tratamiento de las aguas residuales urbanas, así como los requisitos de los vertidos de aguas residuales, “muestra claramente un aumento con el paso de los años, llegándose hasta 2015 (último año recibido) en el que hay más de un 34 por ciento de ilegalidades sobre el 100 por cien”, según el informe, que analiza además “cuáles son los motivos del incumplimiento”, en cada provincia y para cada depuradora.

En concreto, y según el informe, durante este trienio “hay más de 60 depuradoras en toda Andalucía que incumplen la norma, algunas tratan las aguas residuales de poblaciones de gran tamaño y en otros casos los vertidos se producen en espacios protegidos”.

Entre las “peores” figuran las de Carboneras y Cuevas de Almanzora (Almería); Barbate, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María y San Roque (Cádiz); Baena (Córdoba); Pradollano (Granada); Isla Cristina, Lepe, Moguer y Palos de la Frontera (Huelva); Pegalajar (Jaén); Antequera, Estepona e Istán (Málaga); y tres de las cuatro depuradoras de Sevilla capital, que son El Copero, San Jerónimo y Tablada.

Según explican desde Ecologistas, “la razón principal de incumplimiento se debe a que varias muestras en el año sobrepasan los límites máximos permitidos de contaminación o no alcanzan un porcentaje mínimo de reducción de ésta establecidos en el RD 509/96 (la forma de medición se concreta en las Autorizaciones de Vertidos)”.

“En menor medida, el incumplimiento se debe a las cantidades de nitrógeno y fósforo total, más que nada porque estos dos parámetros son analizados en muy pocas depuradoras, solo las que vierten a zonas sensibles”. Huelva y Sevilla son las dos que más los analizan aunque en esta última el porcentaje de incumplimiento es inferior al 30 por ciento, según aclara la organización ecologista.

ACTUACIONES DECLARADAS DE INTERÉS

El informe sobre el grado de cumplimiento de las depuradoras en funcionamiento de las ocho provincias se ha elaborado tras recibir más de 12.000 muestras analíticas correspondientes al ciclo 2013-2015, y en él también se estudia la situación de las actuaciones declaradas de interés por la Comunidad Autónoma en 2010, según explica Ecologistas en Acción, asociación a la que “el pasado verano, y después de año y medio de petición de información”, la Consejería de Medio Ambiente “remitió” los datos correspondientes a 2014 y 2015, ya que “únicamente la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de Cádiz los enviaba periódicamente”.

Con respecto a las actuaciones declaradas de interés por la Junta de Andalucía en 2010 y lo recaudado por canon autonómico, se estima “en casi 52 millones de euros de más que no están comprometidos para ejecutar a fecha de 31 de diciembre de 2015”, según Ecologistas, que detalla que, por provincias, Sevilla es la que tiene una mayor inversión comprometida con más de 85 millones, mientras que Granada es la que menos, con “poco más de 30 millones”.

Para Ecologistas, “sorprende este dato si tenemos en cuenta que, según el Informe de Medio Ambiente de 2015, esta última provincia es la que tiene el mayor porcentaje de población sin depurar (>42%) y además es la que tiene mayor número de actuaciones declaradas de interés (69)”.

En cuanto a las 300 actuaciones declaradas de interés, solo hay datos de 131 de ellas, lo que supone un 43,67 por ciento. Del resto (169) “ni siquiera han empezado a redactarse los proyectos”. “De las que la Junta de Andalucía proporciona información –muchas de ellas están divididas en varias dentro del mismo epígrafe–, el 45 por ciento están ejecutadas y el cuatro por ciento ejecutándose”, según Ecologistas, que añade que “sólo el seis por ciento están sin iniciar, lo que unido al porcentaje de actuaciones que no se han redactado aún”, eleva a un 62,5 el porcentaje “de actuaciones declaradas de interés en 2010 sin iniciar”.

Para Ecologistas, el panorama al respecto en Andalucía con estos datos es “preocupante”, ya que “el atraso en la ejecución de las actuaciones declaradas de interés, tanto por el Estado como por la Junta, acarreará futuras sanciones europeas”.

Al respecto, destacan que “ya ocurrió con la ampliación en noviembre del año pasado del expediente sancionador contra España por la demora en la adopción de medidas oportunas en una serie de aglomeraciones urbanas, entre las que se encuentran ocho en Andalucía”; en concreto, en Matalascañas (Huelva), Isla Cristina (Huelva), Tarifa y Barbate (Cádiz), Alhaurín el Grande, Coín, Estepona/San Pedro de Alcántara y Nerja (Málaga).

Desde Ecologistas aseveran para concluir que “tanto Junta como Estado no deben demorar más esta situación, ya que los expertos advierten que la incapacidad para tratar correctamente las aguas residuales puede presentar problemas a largo plazo tanto en la salud como en el medio ambiente”.

Añaden que “aunque se ha dado un empujón en los últimos años para acelerar los proyectos de depuración, estos son insuficientes para lograr el cumplimiento de los objetivos de calidad de las aguas previstos en las Directivas Europeas”, por lo que desde Ecologistas exigen “a ambas administraciones y a los entes locales responsabilidad para completar la depuración en Andalucía”, porque “de lo contrario las sanciones no dejarán de llegar, pagando todos los ciudadanos lo que es responsabilidad de otros”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Es fundamental que las nuevas depuradoras sean de ciclo terciario, así como las que están en funcionamiento y no lo sean adaptarlas al ciclo terciario. Es necesario que las aguas debidamente depuradas se utilicen para el riego de parques y jardines como también para la agricultura (ésto se logra con las estaciones depuradoras de ciclo terciario, logrando un ciclo integral del agua, es decir aprovechar las aguas depuradas y no echarlas al mar o ríos.