Lunes, 23 Julio, 2018

            

Un observatorio internacional vuelve a poner a Pakistán en la lista de países financiadores del terrorismo

Las consecuencias económicas de la decisión no se aplicarán hasta junio

Imagen ilustrativa | Fuente: ArchivoGD
EP


image_print

El Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales (FATF), un observatorio de blanqueo de dinero a nivel mundial, ha vuelto a situar a Pakistán en su lista de alerta de posibles financiadores del terrorismo, según medios indios y fuentes diplomáticas.

Esta medida es parte de una estrategia de presión de Estados Unidos para que Pakistán rompa sus supuestos vínculos con grupos de milicianos islamistas que están llevando a cabo ataques en Afganistán y significa un duro golpe tanto para las relaciones entre Islamabad y Washington, ya de por sí tirantes, como para la economía paquistaní, ya que podría perjudicar a los bancos y a la inversión extranjera.

La inclusión de Pakistán en la llamada ‘lista gris’ de países que no están haciendo lo suficiente como para combatir la financiación del terrorismo se ha producido pocos días después de que el FATF le concediese una tregua a Islamabad de tres meses en los que, supuestamente, no iba a aprobar esta medida. Sin embargo, Washington se ha pasado las tres últimas semanas haciendo presión con el resto de los miembros del observatorio para que sí que lo hiciesen.

Los esfuerzos de último minuto de Islamabad para evitar la decisión han incluido la modificación de sus leyes contra el terrorismo y la toma de control de las organizaciones controladas por Hafiz Saeed, una figura islamista a la que la Casa Blanca culpa de los atentados de Bombay de 2008 en los que murieron 166 personas, pero ha sido insuficiente, según medios indios como la televisión Times Now.

TURQUÍA, ÚNICO PAÍS QUE HA RECHAZADO LA MEDIDA
Según las normas del FATF, no se necesita de unanimidad para aprobar una medida de este estilo y Reino Unido, Francia y Alemania han apoyado la propuesta de Estados Unidos. Una fuente diplomática relacionada con uno de los países de FATF ha relatado cómo de los tres grandes opositores, a saber China, el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC) y Tuquía, los dos primeros dejaron de oponerse a la medida el jueves por la noche.

La fuente ha añadido que las consecuencias económicas de la decisión no se aplicarán hasta junio lo que, en teoría, permitirá que Pakistán tenga cierto tiempo para enfrentarse a su relación con la financiación de terrorismo “pero las posibilidades de que eso se produzca, especialmente en un año electoral, son mínimas”.

Las autoridades paquistaníes y los analistas temen que el hecho de estar en la “lista gris” del FATF puede poner en peligro las pocas relaciones bancarias que tienen con el exterior justo cuando se avecinan unas elecciones generales en verano. De esta manera, Pakistán ha vuelto a entrar en la lista de alerta del FATF, donde ya estuvo desde 2012 hasta 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.