Sábado, 17 de Noviembre de 2018

            

Un joven tendrá que indemnizar a oBike con 166, 94 euros por destrozar una bicicleta de alquiler en Granada

También tendrá que pagar una multa de 60 euros | Hay otros dos menores implicados, pero están a la espera de que la Fiscalía de Menores se pronuncie

Imagen ilustrativa de una bicicleta de la empresa oBike tirada en el suelo | Archivo GD
Ángela Gómez


image_print

No es novedad que haya actos vandálicos con el sistema de bicicletas de alquiler en Granada, pero sí que no queden impunes y que, por ende, se tenga que pagar por el daño ocasionado. Y eso es justamente lo que ha pasado en la ciudad, al menos en un caso, porque ya figura la primera sentencia judicial contra una persona por destrozar una de estas bicicletas.

En realidad, fueron cuatro personas las involucradas en esta fechoría, pero uno consiguió escapar y dos son menores de edad, cuyo caso ya está en manos de la Fiscalía de Menores, que tendrá que resolver el expediente incoado.

UN CASO SIN IMPUNIDAD

Pegarle pedradas al sistema de bloqueo de una bicicleta no le va a salir gratis al joven de 18 años que, finalmente, ha reconocido los hechos y ha aceptado haber cometido un delito leve de daños. Tendrá que pagar una multa al Estado de 60 euros y hacer frente a una indemnización de 166,94 euros a la empresa oBike, la perjudicada en este caso. También pesará sobre su espalda antecedentes penales por este hecho. Al existir conformidad, la sentencia no admite recurso.

“Mediamos para que el joven reconociese los hechos antes de ir a la vista oral del juicio, aceptando el pago de esa indemnización impuesta por los daños ocasionados”, explica Manuel Fernández, director del Departamento Penal de HispaColex Servicios Jurídicos, el bufete que, a través de sus letrados, colabora con dicha empresa y con el Ayuntamiento de Granada para resolver estas incidencias con el sistema de alquiler de bicis de la ciudad.

Respecto al pago de la indemnización, el joven de 18 años es el que debe afrontarla. “Otra cosa será que, en la ejecución, si llegan a un acuerdo los menores, estos le paguen su parte al mayor, o que solo se le exija el pago de la parte correspondiente, es decir, un tercio de la misma”, aclara Fernández.

IDENTIFICAR AL AUTOR, TAREA DIFÍCIL

“Hay una media de cinco o seis incidencias al día y denuncias, pero es difícil identificar al autor de los hechos”, explica Fernández, “porque no se puede responsabilizar al último usuario que la ha usado, ya que, una vez bloqueada, otra persona puede haberla manipulado con mala intención sin desbloquearla”, matiza.

Este delito ocurrió a principios de octubre del pasado año, cuando un usuario dio la voz de alarma a la Policía local tras percatarse de que cuatro jóvenes estaban destrozando una bicicleta. Pronto, los agentes aparecieron en la zona y los sorprendieron en su fechoría. Consiguieron detener a tres de ellos, pero uno logró escapar y no ha sido identificado por el momento.

Si no hubiese reconocido el delito, se le habrían complicado más las cosas a este joven. “Hubiéramos ido a juicio y con el atestado de la Policía local seguramente la condena hubiera sido algo más dura. El Juzgado de Instrucción número 2, el que ha llevado el caso, “hubiese puesto una pena-multa, como mínimo, de uno a tres meses, además del pago de la indemnización, que sí sería la misma que ahora, eso sí”, explica Fernández.

Respecto a los menores, Fernández señala que “cuando hay una sentencia condenatoria por los mismos hechos, lo lógico es que los padres de esos niños asuman los hechos para intentar llegar a un acto de conciliación entre los menores y la empresa, y que de alguna manera quedase patente, como, por ejemplo, una disculpa pública a la empresa”, opina Fernández. No obstante, eso depende de la Fiscalía de Menores y de la voluntad de la empresa afectada en última instancia.

De esta forma, Granada ya tiene el primer precedente para seguir dictando condenas a aquellas personas que se atrevan a acometer actos vandálicos con los dos sistemas de bicicletas que operan en la ciudad.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Si nuestra sociedad no aprovecha los medios q se nos ponen y hay gente ran poco cívica q causa daño, no podemos poner estos bienes en manos de gente q los destroza, q las retiren, antes educar y valorar para concienciar a nuestra juventud, hay q empezar la casa por abajo, por desgracia vemos q es necesario, es una necesidad por ésto y tantas otras cosas, saber respetar a todo y a todos y valorar.