Viernes, 24 Marzo, 2017

Un gran Villarreal de Champions pasa por encima del Granada

Los de Alcaraz no pudieron evitar el 3-0 en un encuentro controlado por los castellonenses de principio a fin

David Sánchez / @sir_deivid7


image_print

Goleada merecida e incontestable de un Villarreal, que en el día de hoy fue muy superior al Granada. El conjunto nazarí volvió a dejar una pobre imagen, y poco juego, y se vio completamente dominado por los locales.

Empezaron tanteándose ambos equipos, aunque con el paso de los minutos el Villarreal fue cogiéndole la forma al partido, y empezó a llegar -cada vez- con más peligro. Primero, fue una internada de Giovani, que finalizó con un disparo que, para fortuna de los rojiblancos- golpeó en el pecho de Diakhaté. Más tarde fue Jonathan Pereira quien desde la esquina izquierda del área probó a Roberto.

Precisamente sería el gallego quien avisara con la más clara hasta el momento para los locales, tras un magistral pase picado de Bruno que Mario prolonga al segundo palo, donde Pereira entra -en posición dudosa- completamente solo, pero no acierta rematar el pase de su compañero. Sólo unos minutos después, Bruno volvería a recibir en la frontal, pero esta vez no para pasar, sino para chutar potente con su pierna izquierda al fondo de la red, tras una buena acción individual de Cani ante Nyom, y la cesión atrás del ex zaragocista.

Casi media hora le costó al Granada realizar su primer disparo, y ni siquiera fue entre los tres palos, ni llevó peligro alguno, en un inocente chut de Buonanotte. Pero no dejó de ser un espejismo, ya que -incluso después de haberse puesto por delante en el marcador- el Villarreal siguió gozando de oportunidades claras para aumentar su ventaja, con disparos de Mario y Pereira, que se perdieron en el lateral de la red y la mano de Roberto respectivamente. Sólo en los últimos minutos pareció que el Granada quería estirarse y terminar de entrar en el partido, pero sin especial acierto en la parcela ofensiva.

Así pues, los locales se marcharon al descanso con ventaja de un gol, y con la sensación de haber sido claros dominadores de los primeros 45 minutos.

La segunda parte empezó de la misma manera que terminaba la primera, con un Villarreal muy cómodo que seguía llegando con peligro. Apenas habían transcurrido cinco minutos desde la reanudación, cuando un pase en profundidad sobre la banda izquierda era recibido por Jonathan Pereira, que centraba de forma precisa para que Giovani rematara a gol y estableciera el 2-0 en el marcador.

El Granada intentó reaccionar con un doble cambio, en el que ingresaron los dos delanteros presentes en el banquillo nazarí, Riki e Ighalo, sustituyendo a El Arabi y Brahimi. Justamente los dos recién ingresados tardaron menos de un minuto en disfrutar de sendas ocasiones, ambos con la pierna izquierda, y ambas estrelladas en el lateral de la red. La entrada de los dos puntas pareció otorgar al Granada mayor criterio ofensivo, y los visitantes atravesaron -a partir de ahí- sus mejores minutos en el partido.

Sin embargo, a punto estuvo de ir a peor la situación para el conjunto granadino, ya que en una acción individual de Giovani por banda derecha, éste se interna en el área y obliga a Brayan Angulo a ir al suelo, golpeando el colombiano el balón con la mano muy cerca de la línea de área, pero que fue señalada como falta, y no penalti.

Para entonces, ya había concluido el pequeño amago ofensivo del Granada, en un intento por salir de la cueva, y el ‘submarino amarillo’ volvió a encontrarse cómodo sobre el césped de su feudo. El mexicano Giovani seguía muy activo, buscando internadas desde la banda derecha, para luego entrar hacia el centro buscando el disparo con su pieran buena, o un centro al área. Sin embargo fue Cani, desde la banda opuesta, y con su pierna mala, quien sirvió el balón aéreo en bandeja a Tomas Pina, para que éste marcara de cabeza el tercer tanto local. El centrocampista maño fue uno de los hombres más destacados del encuentro, no sólo por sus dos asistencias, sino también por su gran trabajo en todas las facetas del juego.

El partido murió con un Granada desaparecido y apático, tal cual había comenzado el encuentro. Los de Alcaraz volvieron a ofrecer su peor versión en un choque en el que se vieron totalmente dominados y superados por un muy buen Villarreal, que presenta su firme candidatura a luchar por puestos europeos, y que -a medida que pasan las jornadas- muestra un juego -cada vez- más alegre y descarado. Sin embargo, la escuadra nazarí, vuelve a tener mucho trabajo por delante, y habrá de esperar hasta después del parón liguero para poder resarcirse de esta dura -aunque merecida- derrota.

FICHA TÉCNICA:

Villarreal CF: Asenjo, Mario, Musacchio, Dorado, Jokic; Bruno, Pina, Cani, Aquino (Moi Gómez, min. 63); J.Pereira (Perbet, min. 71), Giovani Dos Santos

Granada CF: Roberto, Nyom, Diakhaté, Murillo, Brayan Angulo, Pereira (Foulquier, min. 72), Iturra, Yebda, Brahimi (Ighalo, min. 56), Buonanotte, El-Arabi (Riki, min. 56).

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Colegio canario). Mostró cartulina amarilla a Buonanotte (min. 80)

Goles: 1-0, Bruno (min. 30); 2-0, Giovani (min. 49); 3-0, Pina (min. 80)

Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio de El Madrigal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *