Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Un brazo virtual consigue eliminar el dolor del 'miembro fantasma' al simular su movimiento

Actualmente, el dolor del miembro fantasma se trata con varios métodos diferentes, como la terapia del espejo, diferentes tipos de medicamentos, acupuntura e hipnosis, que, en muchos casos, no ayudan

Agencia


image_print

El investigador Max Ortiz Catalan, de la Universidad Chalmers de Tecnología, en Suecia, ha desarrollado un nuevo método para el tratamiento del dolor del ‘miembro fantasma’ (PLP, por sus siglas en inglés) después de una amputación. El sistema se basa en una combinación única de varias tecnologías y ha sido probada inicialmente en un paciente que ha sufrido de dolor del miembro fantasma severo durante 48 años, un caso en el que se ha mostrado una reducción drástica del dolor con esta herramienta.

Las personas que pierden un brazo o una pierna a menudo experimentan sensaciones fantasmas, como si el miembro perdido todavía estuviera allí. El 70 por ciento de los amputados experimentan dolor en el miembro amputado a pesar de que ya no existe, algo que puede ser una condición crónica y reducir considerablemente la calidad de vida de la persona afectada. Todavía se desconoce la causa exacta del dolor del miembro fantasma y otras sensaciones fantasmas.

Actualmente, el dolor del miembro fantasma se trata con varios métodos diferentes, como la terapia del espejo, diferentes tipos de medicamentos, acupuntura e hipnosis, que, en muchos casos, no ayudan. Esto le sucedió al paciente que el científico de Chalmers Max Ortiz Catalan seleccionó para un estudio sobre el nuevo método de tratamiento concebido como una potencial solución.

El paciente perdió su brazo hace 48 años y desde entonces sufría de dolor fantasma que variaba de moderado a insoportable, de forma que nunca estuvo totalmente libre de dolor. Sin embargo, el dolor del paciente se redujo drásticamente después de un periodo de tratamiento con el nuevo método, de forma que ahora tiene períodos en los que está completamente libre de dolor y ya no se despierta por intensos episodios de dolor en la noche como le sucedía antes.

El nuevo método, descrito en ‘Frontiers in Neuroscience’, utiliza señales musculares del muñón del brazo del paciente para dirigir un sistema conocido como realidad aumentada. Las señales eléctricas en los músculos son detectadas por los electrodos en la piel y se traducen en movimientos del brazo por medio de algoritmos complejos. El paciente puede verse a sí mismo en una pantalla con un brazo virtual superpuesto, que se controla utilizando su propio comando neural en tiempo real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *