Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Un biomarcador puede predecir qué pacientes de cáncer ya tratados desarrollarán una forma muy letal de leucemia

Ser capaz de detectar t-MNs antes de que se produzcan es crucial dado que la enfermedad ocurre generalmente de tres a ocho años después de la quimioterapia y/o radioterapia

FOTO: FLICKR/GREENFLAMES09
E.P.


image_print

Los pacientes tratados con éxito para los cánceres de mama, colon y otros tumores pueden desarrollar una forma de leucemia a menudo fatal, a veces años después de terminar el tratamiento, debido a una mutación genética que lleva a malignidades secundarias conocidas como neoplasias mieloides relacionadas con la terapia (t-MNs, por sus siglas en inglés).

Un estudio realizado por investigadores del Centro de Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, en Houston, Texas, Estados Unidos, reveló que mutaciones pre-leucémicas, llamadas hematopoyesis clonal, pueden predecir si los pacientes desarrollarán t-MNs.

La hematopoyesis clonal parece funcionar como un biomarcador para los pacientes que desarrollan t-MNs, una leucemia conocida por un pronóstico extremadamente pobre, según se describe en un artículo sobre este trabajo que se publica en ‘The Lancet Oncology’ y se presenta en la reunión anual de la Sociedad Americana de Hematología, que se celebra en San Diego, Estados Unidos.

“Las neoplasias mieloides relacionadas con la terapia ocurren en aproximadamente el 5 por ciento de los pacientes de cáncer que fueron tratados con quimioterapia y/o radioterapia”, explica Andy Futreal, presidente interino de ‘Genomic Medicine’. “En la mayoría de los casos, es fatal y actualmente no hay manera de predecir quién está en riesgo o prevenirlas”, añade.

Ser capaz de detectar t-MNs antes de que se produzcan es crucial dado que la enfermedad ocurre generalmente de tres a ocho años después de la quimioterapia y/o radioterapia. “Las t-MN son un problema que necesita atención urgente –afirma Koichi Takashi, profesor asistente de Leucemia y Medicina Genómica y coautor del artículo en ‘Lancet Oncology’–. Dado que muchos pacientes con cáncer están viviendo más tiempo, las t-MNs son una preocupación creciente para muchos supervivientes de cáncer”.

MUTACIONES PRESENTES EN MUESTRAS DE SANGRE DEL DIAGNÓSTICO DE CÁNCER

El equipo de Futreal estudió a 14 pacientes con t-MNs y encontró huellas de mutaciones pre-leucémicas o hematopoyesis clonal en diez de ellos. Para determinar si las mutaciones pre-leucémicas podían predecir con certeza si los pacientes desarrollarían leucemia, los investigadores compararon la prevalencia de mutaciones pre-leucémicas en los 14 pacientes con 54 pacientes que no desarrollaron t-MNs después de la terapia.

“Encontramos que la prevalencia de mutaciones pre-leucémicas fue significativamente mayor en los pacientes que desarrollaron t-MNs (71 por ciento) en comparación con los que no lo hicieron (26 por ciento)”, subraya Futreal. “También validamos estos hallazgos en una cohorte separada de pacientes. Basándonos en estos resultados, creemos que las mutaciones pre-leucémicas pueden funcionar como un nuevo biomarcador que podría predecir el desarrollo de t-MNs”.

En la muestra de 14 pacientes con t-MNs, el equipo examinó muestras de médula ósea cuando se desarrolló t-MNs y muestras de sangre obtenidas en el momento de su diagnóstico de cáncer primario. “Detectamos que las mutaciones genéticas que están presentes en las muestras de leucemia de t-MNs podrían hallarse en muestras de sangre obtenidas en el momento de su diagnóstico original de cáncer –señala Takahashi–. Sobre la base de este hallazgo, creemos que los datos sugieren potenciales enfoques para detectar la hematopoyesis clonal en pacientes con cáncer que pueden identificar a los que están en riesgo de desarrollar t-MNs, a pesar de que se necesitan más estudios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *