Domingo, 20 Agosto, 2017

            

Un Barça apagado por mérito del Granada

Alcaraz dispuso un entramado defensivo que dejó sin brillo a los culés y que le salió casi a la perfección | Rafinha desniveló el preciado 0-0 | La ‘MSN’ acabó desesperada

Vezo intenta robar el balón a Neymar | Foto: La Liga
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

En cuanto finalizaron los noventa minutos del Barça-Granada (1-0) se habló de demérito de los culés. Pero no. No fue así. La MSN -Messi, Suárez y Neymar- estuvo apagada, sin brillo, sin maravillar a los presentes. El Barcelona creó pocas ocasiones y cuando llegó Ochoa aguantó bien plantado en su meta. Neymar acabó desesperado, peleándose con Vezo; Messi estuvo desaparecido, aunque fue el creador de la jugada que acabaría con el tanto de Rafinha; y Suárez, enfadado, sin un gol que ofrecer a la afición azulgrana tras dedicarle su bota de oro.

Evidentemente no fue el mejor partido culé. Los de Luis Enrique ganaron en una jugada embarullada y fea que se saldó por una genialidad en forma de chilena de Rafinha. No hicieron mucho más. Todos estos factores negativos del Barcelona fueron mérito del Granada y de nadie más. Los de Alcaraz apagaron al Barcelona en todos sus registros con un entramado defensivo que salió casi a la perfección desde el primer jugador que defendía, Kravets, hasta el último, Ochoa.

Nadie esperaba que el Granada pusiera oposición al Barcelona. Parecía que la intención era no salir vapuleado del Camp Nou, tal como pasara en el Calderón dos semanas antes. Mientras tanto, Alcaraz trabajó el partido a conciencia. Durante toda la semana probó el sistema que utilizó con tres centrales y dos carrileros. Lucas arriesgó y le salió bien.

Ese riesgo viene tanto por usar un sistema desconocido para los jugadores como por hacer debutar a Saunier, que parecía retirado, reconvertir a Isaac Cuenca a carrilero, recuperar a Jon Toral, que no jugaba desde la jornada 1, y volver a comprometer a Carcela, que hizo un trabajo defensivo brutal, al igual que todo el equipo.

El partido ante el Barça mejora la imagen del Granada, rescata a algunas piezas que estaban casi olvidadas y sube la moral de una plantilla que empieza a parecer un grupo unido que cree en su entrenador y en las posibilidades de salir adelante. En el Camp Nou ha empezado la ‘vuelta a la tortilla’ rojiblanca horizontal. Toca confirmar el cambio ante el Deportivo el próximo sábado.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *