Domingo, 26 Marzo, 2017

Trabajadores de Torraspapel Motril irán a la huelga para evitar la externalización de servicios de la fábrica

Antes de convocar la huelga, los empleados de Torraspapel Motril se concentrarán todos los días entre las 09,00 y las 09,30 horas y las 18,00 y 18,30 horas --hora del descanso-- para evitar esta situación

Foto: E.P


image_print

Trabajadores de la fábrica de Torraspapel en Motril (Granada) irán a la huelga si la empresa lleva a cabo el proceso de externalización de algunos de los servicios que se ofrecen en esta factoría, un procedimiento por el que ya han comenzado a convocar concentraciones protesta.

El presidente del comité de empresa, Antonio Maldonado, ha explicado que hace un año la empresa adoptó una serie de recortes entre la plantilla tales como la reducción del salario, la extinción del plan de pensiones o el fondo de garantía social que atendía a viudas y huérfanos de trabajadores de la factoría para evitar que la plantilla se viera mermada ante la “supuesta reducción de ganancias que anunciaban”.

Estas medidas, a pesar de ser discutidas tomando como base un informe económico elaborado por la empresa, fueron aceptadas por la plantilla “mientras se mantuvieran cuatro años de paz social”, ha alegado Maldonado quien ha criticado que la empresa no lo haya cumplido realizando despidos y buscando la externalización de servicios.

“Ya han pasado empresas que la estudian”, ha comentado el presidente del comité, una situación por la que los trabajadores ya han protestado a la puerta de la empresa porque “desde la dirección apuntan que no tienen pérdidas sino que no ganan lo suficiente”, ha expuesto el representante sindical alegando que los trabajadores ya se han “renovado” para que la empresa pueda abrir nuevos mercados e incrementar la cuota pero “buscan llegar más allá”.

Antes de convocar la huelga, los empleados de Torraspapel Motril, que ya han visto como en otras factorías de la firma se han cerrado las puertas o se ha despedido a parte de la plantilla, se concentrarán todos los días entre las 09,00 y las 09,30 horas y las 18,00 y 18,30 horas –hora del descanso– para evitar esta situación.

Miembros del comité han estado acompañados en rueda de prensa por los concejales del Partido Andalucista (PA) Antonio Escámez y David Martín para defender lo que consideran la primera medida para “achantar” a la plantilla: el despido de un trabajador, delegado sindical.

Según han contado, Francisco Morata pidió varios días libres por asuntos personales y, si en un principio se le aprobó la solicitud, recibió la negativa justo el día en que se terminaba el permiso y “fue despedido horas después de conocer que había sido delegado sindical”.

Situaciones como ésta, en las que “supuestamente” el trabajador toma días libres sin permiso son sancionadas por un periodo de tiempo privado de trabajo y sueldo que va desde unos días hasta varios meses, tal y como reza el convenio laboral de la pasta y el papel pero “a él se le ha despedido directamente y sin indemnización”.

Morata, de 55 años, llevaba 27 años prestando servicio en Torras Papel “sin ninguna mancha en su expediente” por lo que el despido “es una venganza por su defensa de los trabajadores”, ha afirmado Maldonado ya que se trata de un delegado sindical, ex miembro del comité de empresa y responsable de exigir las medidas de salud y seguridad de los trabajadores”.

Los andalucistas, por su parte, han criticado la labor de Manuel Montilla al frente de la factoría motrileña “después de liquidar la de Algeciras (Cádiz)” y lo han acusado de “despedir a varios trabajadores incluso estando de baja”.

El PA ha mostrado su apoyo a los empleados de Torraspapel “en su lucha para la readmisión de Francisco Morata y en todo el proceso para mantener la calidad del empleo” en una fábrica que genera una gran actividad económica en la Costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *