Jueves, 17 Agosto, 2017

            

Testigos vinculan con una trifulca el apuñalamiento al hombre estadounidense, que sigue en la UCI

Las primeras informaciones apuntaban a que el hombre habría opuesto resistencia al robo de su móvil y acabó recibiendo varias puñaladas con un arma blanca

Placeta del Lavadero, lugar donde el hombre apuñalado llamó a los servicios de emergencia | Google Maps
E.P.


image_print

La Policía Nacional continúa buscando al autor o autores del apuñalamiento este pasado domingo a un hombre de 41 años y origen estadounidense que sigue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital del Campus de la Salud, después de que varios testigos hayan declarado que presenciaron una trifulca cuyo origen aún se está investigando.

La pelea, que podría estar vinculada al robo de un móvil que la víctima se negó a entregar, se produjo detrás de la Biblioteca del Paseo del Salón, tras lo que el hombre se habría desplazado hasta la placeta del Lavadero, en el barrio del Realejo, desde donde se telefoneó a los servicios de emergencia, según han precisado a Europa Press fuentes policiales.

La Policía Nacional ya ha informado de esta agresión y del estado grave en que se encuentra el hombre a la Embajada de Estados Unidos siguiendo el protocolo vigente, descartando ante los requerimientos de información del Gobierno norteamericano de que se trata de un ataque yihadista.

El hombre, que cuenta con un permiso de residencia para estudiantes, sufrió lesiones en el abdomen, el tórax y el cuello y fue intervenido en el Hospital del Campus de la Salud, donde permanece algo sedado e ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), estable dentro de la gravedad, según han precisado fuentes sanitarias.

Dado su estado aún no ha podido prestar declaración ante la Policía para narrar cómo ocurrieron los hechos, por lo que hasta el momento se han recabado las versiones de testigos que afirman haber presenciado una trifulca en la parte trasera de la Biblioteca del Salón, pero desconocen qué la motivó.

Las primeras informaciones apuntaban a que el hombre habría opuesto resistencia en el momento en el que querían robarle su teléfono móvil y acabó recibiendo varias puñaladas con un arma blanca.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. El que pase por la biblioteca del salón podrá ver los grupitos de jovenes un tanto sospechosos consumiendo sustancias de dudosa legalidad y de la misma forma podrá conprobar la inexistente presencia policial por la zona

  2. Si ni siquiera hace falta pelearse con ellos, te provocan directamente. Encima parece que sea culpa del pobre hombre, que se negaba a darles su móvil…