Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

Teresa Rodríguez denuncia a un empresario por “abalanzarse” a ella para “simular un beso”

Fue cuando se disponía a irse cuando le salieron al paso dos hombres, como ha explicado Teresa Rodríguez, "con una actitud abiertamente distendida e informal"

Teresa Rodríguez | E.P.
E.P.


image_print

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha emprendido acciones legales contra el empresario y vocal de la Cámara de Comercio, Manuel Muñoz Medina, al que acusa de “abalanzarse” contra ella y, “con un empujón”, “amordazarle la boca con la mano mientras aproximaba su boca a la mía y simulaba besarme en los labios con su mano de por medio”.

Tal y como ha relatado la propia Rodríguez en su perfil de Facebook, consultado por Europa Press, los hechos habrían ocurrido el pasado día 20 de diciembre en el marco de un acto institucional en la Cámara de Comercio de Sevilla.

Cuando ya había decidido abandonar las instalaciones, recibió por medio de una trabajadora la invitación del presidente, Francisco Herrero, para enseñarle el edificio. Así, tras comentarle que tenía que irse, y ante la insistencia de la empleada, Rodríguez, “por respeto hacia la institución y también en cumplimiento de mis responsabilidades políticas”, decidió acompañarla a hablar con el presidente para darle las gracias por la invitación y excusarse por no poder aceptarla en ese momento.

Así las cosas, y como sostiene la líder andaluza de Podemos, estando en la primera planta, Herrero salió a su encuentro y le ofreció entrar en su despacho “para que viera lo que es el despacho de un presidente”, un comentario que, dice Teresa Rodríguez, le “pareció extraño” pero que “queriendo ser amable”, se asomó al umbral “y volví a agradecer la invitación y a excusar mi marcha inmediata”.

Fue cuando se disponía a irse cuando le salieron al paso dos hombres, como ha explicado Teresa Rodríguez, “con una actitud abiertamente distendida e informal”.

De esta manera, ha indicado que mientras el primero de ellos la saludó y le dio dos besos, el segundo “directamente se abalanza sobre mí y con un empujón me amordaza la boca con la mano mientras aproxima su boca a la mía y simulaba besarme en los labios con su mano de por medio”.

Rodríguez ha criticado que la única en reaccionar fue la trabajadora que la había acompañado, que le preguntó si conocía a este empresario, un extremo que la dirigente de Podemos negó y que “aún así el señor que me había amordazado, empujado, y dado un beso fingido en la boca, lejos de disculparse comentó que ‘claro que la conozco, estoy harto de verla en la tele'”.

Así las cosas, la dirigente de Podemos ha explicado que se sintió “paralizada, humillada, ultrajada y con deseos de marcharme lo antes posible de allí”.

“El empresario, que seguía divertido ante lo que se había atrevido a hacer, ni corto ni perezoso, me dio una tarjeta corporativa donde figuraba que era Manuel Muñoz Medina, director general de Guadarte”, ha afirmado Teresa Rodríguez, quien ha censurado que el presidente de la Cámara de Comercio, por su parte, “se limitó a seguir la broma diciendo ‘ten cuidado que te vende un mueble'”.

Según prosigue, “la escena discurre en dos metros cuadrados de una esquina del pasillo en la que me encuentro entre tres señores voluminosos que ríen por una situación que me resulta humillante y degradante”, de manera que “claramente impactada y ofendida”, abandonó las instalaciones.

Teresa Rodríguez ha señalado que nunca le ha ocurrido algo así en su barrio o en el autobús, sino que “el único lugar en que me han agredido de esta forma ha sido precisamente en un entorno institucional como éste”.

Al día siguiente de los hechos, ha explicado que cursó una queja en la Cámara de Comercio de Sevilla “que su presidente respondió reconociendo los hechos y pidiendo disculpas por no haber reaccionado de otra manera”.

Ante estos hechos, Teresa Rodríguez ha decidido emprender acciones legales contra Muñoz Medina porque entiende que, en su caso, “no es solo un derecho, más aún, es una obligación no dejar pasar actos de este tipo por su claro cariz sexista y por formar parte de lo que consideramos violencias machistas”.

“Entiendo que luchar contra las violencias machistas supone no dejar pasar ninguna agresión, no guardar silencio en ningún caso y es por ello que lo hago público, también por quien lo sufre y no puede denunciarlo con el altavoz que la ciudadanía me ha otorgado”, zanja Rodríguez en la red social.

PODEMOS DENUNCIA ESTE “INTENTO DE HUMILLACIÓN”

De otro lado, y en una nota de prensa, Podemos Andalucía ha mostrado su “condena explícita” ante los hechos denunciados por su coordinadora general de la organización.

“El carácter sexista de este intento de humillación es evidente y debe comprenderse como un acto de violencia machista hacia una mujer que representa a la ciudadanía andaluza, suponiendo esto una agresión simbólica a todas las mujeres”, sostiene Podemos, que recalca que es un partido que “se reconoce como feminista y que cuestiona abiertamente una parte de la cultura institucional donde la vieja política, el neomachismo y cierto mundo empresarial se dan la mano”.

Así, la formación morada advierte de que este tipo de actitudes sexistas “son cotidianas y reproducen la cultura patriarcal, siendo el caldo de cultivo de las violencias machistas”, al tiempo que instan a condenar “una violencia machista institucional de tal calibre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *