Lunes, 27 Marzo, 2017

Susana Díaz: “Quiero gobernar en solitario”

La presidenta asegura que toda la corrupción le da "asco".

Susana Díaz, durante una intervención


image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha afirmado que le gustaría gobernar en solitario “para cumplir íntegramente el programa electoral del PSOE”. Asegura que sabe lo que quiere para Andalucía “y para eso espero obtener una mayoría en las urnas que me lo permita”.

En una entrevista publicada este domingo en Diario de Sevilla, recogida por Europa Press, Díaz ha insistido en que si no hay acuerdo con IU, su socio de gobierno, para los Presupuestos de 2015, “habrá que consultar a los andaluces”.

Reconoce que son “unos Presupuestos muy difíciles”, si bien su voluntad pasa por “la estabilidad y agotar la legislatura” aunque es consciente de que su Gobierno de coalición “debe afrontar un reto muy difícil, y ese Presupuesto no puede dar pasos atrás en derechos”. Así, asevera que no habrá subida de impuestos ni impuestos nuevos y, además, se recuperarán derechos por parte de los empleados públicos. No descarta la venta de patrimonio público.

Haciendo balance de su primer año al frente del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz ha defendido que ha sido un año de cambios en objetivos y en procedimientos, en empleo, manteniendo los servicios públicos y con regeneración política “de verdad, con más transparencia y más controles”. Y en lo que queda de legislatura hay que consolidar todo eso, según ha apuntado la socialista, para explicar que “se están abriendo minas, está repuntando la construcción, el sector agroalimentario toma volumen y están llegando empresas”.

Susana Díaz ha puesto en valor la actitud de los grandes empresarios que apuestan por Andalucía, pero lamenta que éstos “apuestan más por Andalucía que Rajoy”. “Y Rajoy debería valorar por qué el mundo económico y financiero apuesta más que él por Andalucía. Le preocupa que la Junta pueda demostrar que hay otro modo de hacer las cosas”, apostilla. No obstante, asegura que no se llevan mal y que ella es tan patriota como Rajoy, “pero él maltrata a Andalucía”.

Preguntado por las críticas del PP al Gobierno andaluz por los casos de corrupción, la presidenta andaluza ha manifestado que aborrece cualquier corrupción, “pero no pueden usarla como arma arrojadiza los que le tiemblan las piernas a la hora de depurar a los suyos”.

De esta manera, preguntada por el caso de los ERE o el de los cursos de formación, Díaz ha recordado que ha puesto “los controles que la administración necesitaba y que no tienen otras comunidades”. “Yo abrí las ventanas, aunque esto me ha costado disgustos, esa es mi obligación”, añade.

SOBRE EL PSOE

La también secretaria del PSOE-A ha insistido en que ni se va a presentar a las primarias para candidata a la Presidencia de Gobierno ni va a optar “algún día” por la Secretaría General del partido, a la par que ha recordado que decidió no presentar su candidatura a la Secretaría General del PSOE por la opinión de los andaluces, “las cartas que me enviaban, lo que me decían por la calle”.

Además, ha recalcado que se presentará a las próximas elecciones autonómicas en Andalucía “para ganarlas”. Una cita que ha explicado que se convocará dependiendo de que el Gobierno andaluz tenga estabilidad, y ahora “la tiene”.

Acerca de los partidos de izquierdas que están cobrando protagonismo en el panorama político español, Susana Díaz ha defendido que “la alternativa de la izquierda es el PSOE”, y a ella lo que le preocupa “es abrir todos los días los colegios, los hospitales y pagar la deuda. Y aún no he oído a quienes se llaman alternativa cómo van a hacer esto”.

Y de cara al próximo proceso electoral, las municipales de 2015, ha explicado que el PSOE-A celebrará primarias para elegir candidatos, que terminarán de la segunda a la tercera semana de octubre.

CATALUÑA

Sobre el caso Pujol ha señalado que “ha hecho mucho daño a la historia de la democracia española” ya que, en su opinión, “ahí no han fallado los controles, erosiona la credibilidad de los políticos”. Este caso dice que le “da asco”, y que en Cataluña “hay un problema de sentimientos, de identidad de una parte de la población que no se siente cómoda, y yo aspiro a una España atractiva para todos. Y dudo que en estos momentos haya altura de miras y de generosidad”.

Respecto a la reunión que Artur Mas y Rajoy mantuvieron en Moncloa este verano, la socialista dice que “parece que hubo acuerdos de trastienda”, ya que cree que Rajoy “tiene una tentación de callar los problemas de financiación mediante inversiones de obra pública, y esto lo vamos a pagar entre todos”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *