Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Sigue grave, pendiente de evolución, la menor de 14 años agredida

El equipo de cirujanos vasculares que intervinieron este pasado jueves en los tejidos afectados por las heridas que la joven de diversa gravedad que presenta en abdomen y cuello salió satisfecho de la operación, si bien está pendiente de su evolución

E.P.


image_print

La menor de 14 años supuestamente apuñalada y agredida sexualmente el pasado miércoles por un joven de 27 años, con el que había tenido una relación, continúa grave, pendiente de evolución, en la UCI del Hospital Materno-Infantil, con “múltiples” heridas incisas producidas con un arma cortante.

Fuentes sanitarias consultadas por Europa Press han informado de que el equipo de cirujanos vasculares que intervinieron este pasado jueves en los tejidos afectados por las heridas que la joven de diversa gravedad que presenta en abdomen y cuello salió satisfecho de la operación, si bien está pendiente de su evolución.

Mientras tanto, fuentes de la Policía Nacional ha informado a Europa Press de que su Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional continúa la investigación para aclarar la supuesta agresión, estando detenido por estos hechos un joven de 27 años, con el que la chica había mantenido una relación, considerándose el caso desde un primer momento como violencia de género.

El detenido permanece en la mañana de este viernes en las dependencias de la Comisaría de la Jefatura Superior de Andalucía Oriental, a la espera de que finalicen estas pesquisas policiales para ser puesto a disposición judicial, en un plazo máximo de 72 horas desde este miércoles, cuando fue detenido.

Según indicaron fuentes cercanas a la investigación, la chica apareció en un chalet en construcción en el barrio del Cerrillo de Maracena de Granada capital con cortes en el cuerpo, y una herida más profunda, después de que los vecinos, que escucharon sus lamentos desde aproximadamente las 5,30 horas de este pasado miércoles, dieran aviso a los servicios de Emergencias tras comprobar que no eran los de otra vecina con la que la habían confundido.

La menor habría estado en paradero desconocido al menos desde el martes por la tarde, y el supuesto agresor tenía una orden de alejamiento, que le fue interpuesta tras una denuncia de la madre de ella, que también está registrada como usuaria del Instituto Andaluz de la Mujer, donde acudió a recibir información especializada y solicitar ayuda ante la preocupación que le suscitaba la diferencia de edad entre su hija y el joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *