Domingo, 23 Julio, 2017

            

Satisfacción plena de Jémez con su grupo

El técnico está contento con el esfuerzo y sacrificio de la plantilla rojiblanca en los primeros compases de la pretemporada

Jémez dirigiendo un entrenamiento del Granada CF | Foto: Román Callejón
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

El Granada ha vuelto a ganar su tercer bolo veraniego de la pretemporada, esta vez ante un rival correoso de la segunda inglesa, El Bristol City FC, que ha sufrido la predisposición, ofrecimiento continuo y primeras credenciales de algunos jugadores del plantel dirigido por Paco Jémez.

Así lo comunicó el técnico tras el encuentro en declaraciones para el canal Gol: “Llegábamos cansados al encuentro tras unos días con mucha carga física, pero los jugadores tienen una predisposición al trabajo y sacrificio fenomenal y eso nos hace ganar partidos muy complicados como el de hoy. El rival era difícil, pero los jugadores van viendo que el trabajo poquito a poco da su fruto”.

Los resultados númericos de este patrón de partidos no trasladan importancia para el técnico, siendo el objetivo real establecer y comprobar las múltiples variantes y posibilidades que puede tener la plantilla como concepto de equipo. Buscar cohesión y conexión entre jugadores es la idea trascendental de unos encuentros donde ya asoman cualidades y defectos, pero sobre todo vocación en general para convencer a Jémez de cara a la campaña venidera.

Además Jémez ha asegurado que el plantel sabe lo que se juega: “los jugadores están interpretando muy bien lo que queremos de ellos. Hay muchas novedades y sobre todo faltan incorporaciones por lo que se requiere tiempo, pero tanto dentro como fuera del campo el comportamiento es espectacular”.

El periodo del moldeo implica un sesgo definitorio de cara a los intereses del equipo, por lo que los jugadores están esforzándose en ofrecer su mejor versión para lograr convencer al cuerpo técnico. Machís es el vivo ejemplo de ello, con dos goles en dos partidos y mostrándose a través de movimientos verticales y un gran sacrificio en el césped como una seria alternativa de cara a la por ahora huérfana línea ofensiva. Además, nuevas incorporaciones como Boga, Toral o Gabriel Silva tienen una presencia en el campo omnipresente, acaparando casi la totalidad de la funcionalidad pragmática del Granada en estos ensayos estivales.

Las mimbres del vestuario parecen sanas, y Jémez recibe interés por doquier de los jugadores. Solo falta esperar: “Intentaremos traer a los jugadores que se amolden a las circunstancias del cuerpo técnico y del club, pero por ahora no nos ponemos ningún límite. Este año tiene que ser un paso firme para consolidar lo que pueda venir en temporadas siguientes”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *