Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Salvar una vida en 90 minutos

Los hospitales San Cecilio y Virgen de las Nieves ponen en marcha la técnica de la angioplastia primaria las 24 horas del día

Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte entre la población adulta, además de pérdida en la calidad de vida e incremento de la estancia hospitalaria. “El pasado año se atendieron en los hospitales de Granada alrededor de 800 pacientes con este tipo de patologías”, ha explicado el delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Granada, Higinio Almagro.

Desde hace tres días los hospitales San Cecilio y Virgen de las Nieves han puesto en marcha una técnica, especialmente recomendada por las Sociedades Cardiológicas Internacionales, para tratar el infarto de miocardio. “La técnica es la angioplastia primaria, que ya se estaba haciendo, pero que ahora se ejecuta las 24 horas del día, y todos los días del año“, ha explicado el gerente de los hospitales, Manuel Bayona.  Esta técnica, que está catalogada como un procedimiento terapéutico, es el que más aumenta la supervivencia de los pacientes, reduce las complicaciones y la estancia hospitalaria.

“Es un tratamiento complejo por la avanzada tecnología que precisa, así como la rapidez requerida, 90 minutos desde el inicio de los síntomas, y la coordinación de equipos“, ha resaltado la jefa de cardiología del Hospital San Cecilio, Concha Correa.

La angioplastia primaria requiere de una coordinación y cooperación absoluta de profesionales de atención primaria, de hospitales y de servicios de emergencias. “Los profesionales de cardiología de los dos hospitales trabajaran conjuntamente en el hospital Virgen de las Nieves, y eso es de agradecer, porque los granadinos tendrán una atención en este aspecto puntera”, ha recordado Bayona.

El objetivo es claro, tanto reducir la mortalidad en estas enfermedades, como mejorar la calidad de vida de los pacientes. Con esta técnica de intervención la recuperación de los asistidos por infarto de miocardio es mucho más rápida. “Suelen estar en la UCI unas 24 horas, en planta 3 o 4 días, con lo cual en tan sólo 5 días pueden salir del hospital, algo que antes era impensable”, ha explicado Correa. “Se trata de mejorar la eficiencia, para ahorrar en gastos que se puedan invertir en otras mejoras sanitarias”, ha concluido Almagro.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *