Jueves, 27 Julio, 2017

            

Salud forma a cirujanos holandeses en la utilización del sistema quirúrgico robótico ‘Da Vinci’

Facultativos de los Países Bajos se suman a la lista de alumnos de procedencia internacional formados en el programa quirúrgico que oferta la Línea Iavante de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud

Gabinete


image_print

El Complejo Multifuncional Avanzado de Simulación e Innovación Tecnológica (CMAT), sede de la línea lavante de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud en Granada, es un foco de interés indiscutible que atrae a cirujanos de ámbito internacional para su formación integral en cirugía. Prueba de ello es el creciente número de alumnos extranjeros de países como Canadá, México, Chile, Italia, Rusia, Alemania y, actualmente, Países Bajos, que se forman en estos días en habilidades técnicas para el uso del sistema quirúrgico asistido por robot ‘Da Vinci’.

Este curso de alta especialización reúne exclusivamente a tres facultativos procedentes de la Asociación de Cirujanos del Noroeste de Veluwe (Países Bajos) para que puedan practicar las técnicas cuanto sea necesario y adquieran las competencias en entornos de alto realismo y con innovadores métodos de aprendizaje. De esta forma, los cirujanos entrenan las habilidades necesarias para montar y desmontar el equipo, colocar los trócares o brazos del robot, asepsia de los mismos, solucionar posibles incidencias y, por supuesto, manejar los controles del sistema de manipulación a distancia (consola, pinzas, pedales, visores, etc.).

Bajo la atenta tutorización de un equipo docente de reconocida experiencia, los alumnos realizan abordajes quirúrgicos básicos y avanzados sobre modelo animal, en quirófanos totalmente acondicionados que reproducen la realidad asistencial. En este contexto, los facultativos pueden enfrentarse a situaciones análogas a las que tendrán que resolver en su trabajo diario.

CMAT es un centro pionero en España en el entrenamiento con el robot ‘Da Vinci’ para la acreditación de equipos en el manejo de esta potente herramienta, pero además su oferta es mucho más extensa, equiparable a la de los centros norteamericanos de primer nivel. La Línea Iavante también ofrece otros cursos orientados a optimizar y rentabilizar el uso del robot ante nuevos abordajes que mejoren los resultados de técnicas que en la actualidad se realizan con cirugía abierta o laparoscopia convencional en ámbitos como la urología, la ginecología o la cirugía gástrica.

BENEFICIOS DEL SISTEMA ROBÓTICO ‘DA VINCI’ 

Con el sistema ‘Da Vinci’ el cirujano maneja el robot a través del uso de controles (mandos y pedales) localizados en un espacio virtual en 3D que permite aumentar la precisión y minimizar los riesgos al digitalizar los movimientos que realiza el cirujano y transmitirlos a los brazos del robot para que reproduzcan fielmente y con alta precisión los movimientos de sus manos en el campo quirúrgico a tiempo real. Esta característica supone un importante salto cualitativo ya que la propia práctica quirúrgica implica movimientos rápidos y delicados para su ejecución.

Además, permite al cirujano operar visualizando la zona que está siendo intervenida mediante una panorámica tridimensional con imágenes de alta resolución y ampliadas hasta diez veces, lo que permite trabajar con gran eficacia. Por el otro lado, el robot minimiza los posibles temblores o movimientos no deseados y reduce los daños en los tejidos y las probabilidades de infecciones postoperatorias al acceder a través de pequeños orificios en lugar de abrir al paciente.

El empleo del abordaje quirúrgico de mínima invasión que se entrena en este curso aumenta la seguridad del paciente que se somete a este tipo de intervenciones, y aporta beneficios como la reducción de las estancias hospitalarias, el dolor postoperatorio, el daño en los tejidos y pérdida sanguínea, además de la reducción de cicatrices. Con ello se consigue favorecer la recuperación, permitiendo una pronta incorporación laboral y social, y una notable mejora en los resultados estéticos.

ENTRENAMIENTO 

Desde 2008, año en que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales dotó a CMAT con el sistema quirúrgico ‘Da Vinci’, los cursos más demandados han sido los de introducción y acreditación a la cirugía robótica, por el que han pasado un total de 520 cirujanos de procedencia nacional e internacional, para certificar su capacidad en el uso de estos robots en los hospitales en los que desempeñan su labor asistencial. Según las encuestas de satisfacción, el 94,62% de estos alumnos consideran adecuada o muy adecuada la formación recibida, destacando los factores de novedad, flexibilidad y dinamismo de los cursos, la calidad docente y la metodología basada en la simulación más próxima a la realidad posible.

La Línea Iavante es una de las tres líneas de actividad de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud. Se orienta a la formación y evaluación de competencias técnicas profesionales en el entorno sanitario y, para ello, cuenta con una amplia cartera de programas formativos basados en innovadores métodos de simulación que recrean, con exactitud, el entorno sanitario en los que se desarrollan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *