Jueves, 27 Julio, 2017

            

Rajoy llama a impedir la victoria de la izquierda

Dice que Syriza ha "arruinado" la recuperación en Grecia y pregunta al PSOE y Podemos si ése es el cambio que ellos plantean en España

La secretaría general del Partido Popular reunida


image_print

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido a todos los dirigentes del PP que hagan un “esfuerzo” porque tienen que ganar las elecciones generales e impedir que gane la izquierda, que solo persigue pactar para echar al Partido Popular y “anularlo todo”. Por eso, ha recalcado que los comicios de final de año son muy importantes”, más que los de 2011, porque hay que evitar que vuelva a España “la pesadilla”.

“Lo quieren anular todo y sabemos que si pueden lo harán, pero no les vamos a dejar”, ha afirmado Rajoy en su discurso de clausura en la Conferencia Política del PP que se celebra en el Centro de Convenciones de Madrid (IFEMA), donde ha posado con la secretaria general del partido, Maria Dolores de Cospedal; los cuatro vicesecretarios, Pablo Casado, Andrea Levy, Javier Maroto y Javier Arenas, y con el director de campaña del PP, Jorge Mogaras. De fondo, un gran panel con el lema de este cónclave ‘X el futuro de España’.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que las elecciones municipales y autonómicas han dado una “buena lección a todos” de lo que puede pasar en el futuro. “O el PP logra mayoría suficiente para continuar la tarea emprendida o cualquiera de los demás buscará alianzas para impedir que gobernemos”, ha avisado.

Según ha abundado, la izquierda viene con “la piqueta en la mano” para “derogar” todas y cada una de las reformas que han puesto en marcha. Por eso, ha señalado que todos los cargos del PP deben trasladar este mensaje en los próximos meses para que “no quede ni un solo español consciente de que se está jugando su futuro” y sepan que hay que “impedir que España regrese a la pesadilla” de la que ya ha salido.

UNIR SUS FUERZAS, “CUALQUIERA CON CUALQUIERA”

Rajoy ha explicado que hace cuatro años lo que estaba en juego era “huir de la catástrofe” y “dejar atrás la pesadilla, los sobresaltos diarios y la letanía de malas noticias”. Ahora, ha proseguido, la situación exige “más habilidad” y “persuasión” del PP porque “lo que está en juego que la tarea de estos cuatro años continúe y rinda todavía más frutos o se pierda todo lo conquistado”. “Eso es lisa y llanamente lo que está en juego”, ha avisado.

“Están decididos a unir fuerzas, cualquiera con cualquiera, sin que importe su pasado, ni sus propósitos, ni sus convicciones democráticas, ni siquiera sus antiguas rivalidades. Están dispuestos a pasar por encima de todo eso porque, ante el empeño sectario de impedir que gobierne el PP, cualquier otra consideración se arrincona”, ha alertado.

Según ha recalcado, en esa tarea se afanan tanto el PSOE, que “arrastró” a España al “mayor desastre económico” como los “independentistas” que saben que el PP el “mejor baluarte de la defensa de la unidad de España”. También están ahí, ha proseguido, “esos nuevos ‘turistas del ideal’ que “venden unos extraños paraísos donde los jubilados no pueden cobrar su pensión, donde los supermercados están vacíos y las cárceles están llenas de opositores”. “Poco cuenta cuál de ellos obtenga ventaja electoral, porque, al final se sentarán juntos. Y lo sabemos todos”, ha reiterado.

PSOE Y PODEMOS, “ABOCHORNADOS” POR SITUACIÓN DE GRECIA

Asimismo, Rajoy ha dicho que el PSOE y Podemos deberían estar “abochornados” por la situación que atraviesa Grecia con el Gobierno de Syriza y ha advertido de que el país heleno es la demostración de que “se puede arruinar una recuperación en marcha” como la que vive España.

“¿Ése es el cambio que ofrecen los nuevos partidos de extrema izquierda en España? ¿Es el cambio que van a patrocinar y amparar los socialistas como han hecho en tantos ayuntamientos y comunidades de España?”, ha preguntado ante un auditorio entregado que le ha dedicado una cerrada ovación.

El presidente ha negado que busque así para su partido “el voto del miedo” a la alternativa. “No sé qué es el voto del miedo, lo que sé es que da miedo lo que está ocurriendo en algún país de la Unión. Sé que da miedo recordar lo que pasaba en España hace solo cuatro años, cuando los españoles se iban al paro por cientos, eso sí que da miedo”, ha añadido.

CRÍTICAS TAMBIÉN CONTRA EL PARTIDO DE RIVERA

A pocos meses de las elecciones, con un cónclave concebido como pistoletazo de salida de la precampaña electoral, Rajoy ha repartido críticas no solo contra el PSOE, sino también contra los demás partidos.

Sobre Podemos, ha asegurado que eran “recién llegados” y no podía hablar porque les “envuelve la niebla” y no les ha visto actuar. “De unos conocemos los modelos en que se inspiran y lo que ya han empezado a decir y hacer en ciertos ayuntamientos”, ha apostillado. Y en cuanto a Ciudadanos (C’s), Rajoy ha dicho que “ni siquiera eso”. “Lo mejor que nos ofrecen son aquellos mundos del poeta: ‘sutiles, ingrávidos y gentiles como pompas de jabón'”, ha proclamado.

“LOS IMPUESTOS VAN A SEGUIR BAJANDO”

El presidente del Gobierno ha dedicado el grueso de su discurso a sacar pecho de su gestión económica, en especial por haber evitado el rescate. De hecho, ha señalado que la recuperación es “innegable” y los impuestos “empiezan a bajar”. “Y van a continuar bajando en el futuro”, ha prometido.

A su entender, cuando se gobierna “no bastan con las buenas intenciones, sino que hay que saber hacer las cosas”. “Buenos sentimientos tenemos todos, aunque escuchando a algunos podría poner en tela de juicio esta afirmación, pero la diferencia entre unos y otros, estriba en saber hacer las cosas o no; en que esos buenos deseos se hagan realidad en los hogares de la gente o que sigan esmaltando únicamente los palacios de la retórica, o -lo que es peor- de la demagogia”.

Rajoy ha admitido una vez más que la recuperación no ha llegado a todos, pero ha subrayado: “Nunca la manera cubre toda la playa en el primer empujón”. Eso sí, ha presumido de haber mantenido los “pilares básicos” del Estado del Bienestar a pesar de la situación económica que recibieron al llegar al poder.

A lo largo de su extensa intervención ha reivindicado en numerosas ocasiones su gestión”. “Hicimos lo que debíamos”, ha afirmado, para subrayar una vez más que el cambio empezó en 2011 con el Partido Popular y la labor de estos años son los “avales” que tiene ahora para pedir la confianza de los ciudadanos. “Es el PP quien está cambiando las cosas –ha enfatizado–. El cambio es arreglar las cosas, el desaguisado que otros dejan y eso lo hemos vuelto a hacer nosotros”.

Y aunque ha dicho que están levantando un proyecto “muy atractivo”, el presidente del Gobierno ha avisado que esa arquitectura económica “aún no está completamente a salvo” y “conviene que todos los españoles lo sepan”. En su opinión, no pueden pararse a “descansar” porque sería “un disparate”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *