Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Rafael Reig reúne sus ‘Manuales de literatura para caníbales’: “Hemos sido una generación de escritores poco ambiciosa”

"Cada generación tiene la obligación de proponer cuál es su canon y en eso hemos fallado mucho", asegura el escritor asturiano

Rafael Reig | FOTO: ITZÍAR GUZMÁN / TUSQUETS EDITORES
E.P.


image_print

El escritor Rafael Reig repasa el canon literario español a través de ‘Señales de humo’ y ‘La cadena trófica’ (Tusquets), dos volúmenes que juntos suponen un ‘Manual de literatura para caníbales’ que recorre desde las jarchas hasta la actual generación literaria, a la que considera “poco ambiciosa”.

“Cada generación tiene la obligación de proponer cuál es su canon y en eso hemos fallado mucho. Solo hay que fijarse en la generación del 98, la del 27 e incluso el propio Juan Goytisolo, quien luchó por otros escritores, pero desde los años 50 hasta ahora no somos más que una vanguardia vacía, un pedo en un botijo para que retumbe”, ha comentado en una entrevista con Europa Press el escritor.

En esta “responsabilidad de inventar la tradición”, Reig considera que la generación anterior a la suya ha tenido mucho que ver al “no dejar crecer la hierba”. “Muñoz Molina fue académico en la treintena, Felipe González presidente del Gobierno también en esa edad…se instalaron en el poder muy pronto y eclipsaron a la generación que venía detrás. A pesar de dar unas señales de caducidad asombrosas, la resistencia a abandonar la poltrona es muy grande”, ha lamentado.

En ‘La cadena trófica’ Reig repasa la historia de la literatura española a través de la saga de los Belinchón, asignando a cada generación un animal distinto. Preguntado sobre qué animal serán los nuevos autores que llegan a las letras españolas, ha bromeado asignándoles el colibrí, porque “tendrán que aprender a volar marcha atrás”.

En cualquier caso, el escritor asturiano considera que la literatura tiene un brillante futuro, porque “será lo único que quede cuando se vaya la corriente y todas las nuevas tecnologías dejen de funcionar”. “Yo creo que ahora empiezan los ‘días de llamas’ en la literatura: la gente cada vez compra más libros”, ha aseverado.

Eso sí, apunta a un cierto “victimismo” en torno a determinados géneros como el cuento o a la introducción de humor en las novelas. “Eso que dicen de que los cuentos son un género desprestigiado ya no se lo cree nadie: de hecho, para lo cortos que son, están bastante prestigiados”, ha comentado entre risas.

EL MINISTERIO ES “PUNKI”

Todo ello, ‘a pesar’ de los gobernantes, de los que Reig no tiene muy buena opinión sobre su labor cultural. “Lo que hace el ministerio deberíamos suprimirlo, eso sí que es contracultural y punki. Están destrozando la cultura y la convierten en una tontería y algo digno de salir en la televisión”, ha ironizado.

Por ejemplo, el centenario de Cervantes –el autor de ‘El quijote ocupa varias páginas de ‘Señales de humo’–, por el que Reig no está “preocupado lo más mínimo”. “A mi me parece una paletada a ver quién hace el centenario o el mausoléo más bonito. Las celebraciones oficiales me parecen una cosa carroñera, me imagino que habrá un cargo en el ministerio que será el rebuscador de efemérides”, ha criticado.

Reig escribió hace diez años el primer ‘Manual de literatura para caníbales’ que ahora se ha convertido en la segunda parte de esta compilación. El autor ha explicado que ha introducido pequeñas modificaciones, aunque sin alterar prácticamente la obra original.

“PULLA” CONTRA PÉREZ-REVERTE

“Hay alguna pulla más contra Pérez Reverte, porque nunca es suficiente, y cuatro cositas más”, ha indicado con humor. Reig considera que ahora no sería capaz de “reescribir” esta obra porque ya ni es “tan punki ni tan gamberro”, aunque admite que se ha “reído mucho” releyendo estas páginas de hace años.

Preguntado sobre la diferencia entre un volumen y otro, ha asegurado que la primera parte ha supuesto “un reto” porque “a nadie le interesa” la literatura medieval y renacentista. “El otro libro es un río muy bonito, con muchos rápidos, espuma y corriente, pero este lleva más agua, hace menos ruido pero es más profunda”, ha aseverado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *