Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

PP cree que han vuelto los "tiempos del clan de Armilla" tras la recalificación de terrenos junto al Nevada

Los 'populares' "sospechan" de la "premura" con la que el Ayuntamiento de Armilla y su gobierno socialista planteó hace una semana la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio porque el gobierno de Gerardo Sánchez

Foto: Archivo GD


image_print

El PP de Armilla (Granada) ha considerado este martes que han vuelto “los viejos tiempos del clan de Armilla” tras la “recalificación de 215.000 metros cuadrados de un terreno junto al Nevada que posee en parte el exconcejal de Urbanismo en la localidad Gabriel Cañavate”, que fue condenado a prisión precisamente por la tramitación irregular del centro comercial.

Los ‘populares’ “sospechan” de la “premura” con la que el Ayuntamiento de Armilla y su gobierno socialista planteó hace una semana la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio porque el gobierno de Gerardo Sánchez lo presentó en el último pleno del mandato, el que se realiza para sortear las mesas electorales y porque en el mismo figura la recalificación de 215.000 metros cuadrados, parte de ellos comprados sólo hace unos meses, en diciembre, por una empresa de la que es copropietario “un viejo conocido”, Gabriel Cañavate.

“Pero por si fueran pocos los elementos que llevan hacia la sospecha”, el portavoz del PP y candidato a la Alcaldía de Armilla, Antonio Ayllón, ha desvelado uno más: la actual concejal de Urbanismo, “responsable última del PGOU”, es Dolores Cañavate, sobrina del exconcejal.

El PP ya ha anunciado que impugnará el acuerdo, entre otras cosas porque, a su juicio, “Dolores Cañavate debería haberse ausentado del pleno al tener intereses directos en el expediente”.

“Cuando desde el PSOE se planteó una moción de censura apoyada en un tránsfuga y en IU para desalojarnos de la alcaldía, ya dijimos que se quería volver a la situación anterior al gobierno del PP, cuando el Clan de Armilla campaba a sus anchas entre corruptelas y acuerdos que llegaron a ser condenados por los jueces”, ha dicho Ayllón.

La información aportada este martes por Ayllón tiene dos ejes. Por un lado la aprobación del nuevo PGOU planteada “sorpresivamente”, cuando según añade, se “desempolvó documentos de 2010 y 2011 –las alegaciones se presentaron en ese año–, sin que haya más documentación que justifique la premura; de manera que casi cuatro años y transcurrido todo un mandato “las prisas resultan muy extrañas en un expediente para el que debería buscarse un amplio consenso”.

El otro eje informativo es el de los terrenos afectados por dicho plan, concretamente por 215.000 metros cuadrados de suelo no urbanizable protegido situado en las inmediaciones del Centro Comercial Nevada, que en el nuevo documento aparecen como suelo urbanizable de uso residencial, con 315 viviendas, y comercial.

Según los datos desvelados por el PP, “parte de esos terrenos fueron comprados a partir de diciembre por una empresa que se había constituido sólo dos meses antes y de la que es copropietario Gabriel Cañavate. En dicho mes de diciembre, la empresa amplió su capital social hasta los 1,4 millones de euros”.

En opinión de Antonio Ayllón, “si todo lo relativo a la urgencia de sacar adelante el PGOU a prisa y corriendo pudiera ser extraño políticamente” es la conjunción del otro eje lo que lleva al PP a hablar de “escándalo”, de “especulación urbanística”, “de engaño a los ciudadanos para beneficio del clan” y, finalmente, de “corruptelas”.

“Todo esto roza la ilegalidad, lo vergonzoso y lo bochornoso políticamente hablando”, ha añadido Ayllón, que ha asegurado que “todo lo que ocurre en Armilla no puede ocurrir sin la complicidad de la secretaria general del PSOE en Granada, Teresa Jiménez, y de Susana Díaz”, quienes “avalaron y respaldaron al moción de censura y han respaldado la candidatura de Gerardo Sánchez a la reelección, a pesar de estar procesado y a la espera de juicio oral por prevaricación”·

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *