Viernes, 26 Mayo, 2017

PP acata la sentencia del TSJA sobre la moción de censura en Armilla

Antonio Ayllón, ex alacalde de Armilla acatará la sentencia, pero "estará muy atento en el futuro para ver si la sala mantiene esta misma lectura en un caso futuro"

Foto: Archivo


image_print

El PP de Granada ha afirmado este lunes que “acata” al fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJA) que avala la moción de censura en el Ayuntamiento de Armilla, aunque ha considerado que “no entra en el fondo” ni se pronuncia sobre si “se cumplieron los requisitos legales necesarios habida cuenta de la condición de tránsfuga de uno de los firmantes”.

Así lo ha señalado a través de un comunicado el portavoz del PP en Armilla y exalcalde, Antonio Ayllón, que ha mostrado su “sorpresa” ante esta resolución, que es firme, “porque es la primera vez en la historia de la democracia que se considera que ser alcalde no forma parte de los derechos fundamentales de un ciudadano y, por lo tanto, que esa condición no debe ser especialmente protegida”.

“El tribunal no entra en el fondo, sencillamente liquida la cuestión diciendo que no le corresponde asumir el análisis del caso porque no estaríamos ante un derecho fundamental”, ha apuntado el ‘popular’, quien ha indicado que tesis mantenida por el TSJA es “justo la contraria” a la que sostuvo el Tribunal Superior de Asturias “en un caso idéntico, en el municipio de Siero”.

Ayllón ha considerado “muy difícilmente explicable”, como argumenta el tribunal, “que ser elegido como alcalde o cesado a través de una moción de censura no forme parte de los derechos fundamentales de un ciudadano que es concejal”.

“Yo acato la sentencia, como no puede ser de otra forma, pero no siendo jurista no me parece lógico que el que un concejal pueda votar en un pleno o conocer los expedientes sea un derecho fundamental, y no lo sea el ser elegido alcalde o no ser quitado de ese cargo de manera ilegal. Si a un concejal no se le entregan expedientes, la justicia lo protege de manera especial, porque se entiende que se vulnera un derecho fundamental, pero si se le quita de alcalde con un procedimiento presuntamente ilegal, no”, ha incidido.

Para Ayllón, la resolución es “sorprendente”, porque se trata de una lectura que “es la contraria a la que siempre se ha hecho en España cuando se ha recurrido una moción de censura”. “Estaré muy atento en el futuro para, cuando se produzca una nueva moción de censura en Granada, ver si la sala mantiene esta misma lectura”, ha indicado, defendiendo la actuación judicial del PP en este caso no sólo como un derecho propio sino como “una obligación” porque “la moción de censura se montó por unos intereses ajenos a las necesidades reales de los ciudadanos de Armilla”.

“Los armilleros merecen que en su municipio los asuntos no estén permanentemente bajo la sombra de la irregularidad y la ilegalidad y no hay que olvidar que quien llegó a la alcaldía a través de la moción de censura está en estos momentos imputado por un caso de prevaricación, entre otros cargos, en el caso de la rotonda y esperando juicio también por prevaricación, entre otros cargos, en el caso de los saneamientos del PTS”, ha apostillado Ayllón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *