Viernes, 28 Julio, 2017

            

Poli Díaz: el Maradona español

Me siento privilegiado por conocerte. Un abrazo inmenso Poli.

Fresas en Bagdad | @omarjerezkenzo @jul_mf


image_print

Recuerdo estar con mi madre en un autobús y divisar a través de la ventana en mi barrio de Vallecas a Poli Díaz.

Supe desde ese instante que el púgil más mítico de la historia española del boxeo y yo debíamos tener un encuentro con carácter inmediato.Diez minutos después estando en mi casa tuve claro que haría un trabajo de videoarte.

Me fui a buscarle por intuición donde lo había visto y con la ayuda vecinal conseguí localizarle en su domicilio. Lo primero que le dije a bocajarro fue: Mi nombre es Omar Jerez y no soy nadie, quiero hacer un trabajo visual acerca de ti, Poli Díaz me contesto si me lo pides así, no puedo rechazarlo.

Para que nos hagamos una idea de quién fue Poli Díaz y lo que supuso para el deporte Español cuando aún no era la potencia que es ahora, logró en su carrera siete campeonatos de España, ocho veces campeón de Europa y disputar la final del campeonato mundial con el mismísimo Pernel Whitaker la cual perdió.

Poli Díaz para toda nuestra generación representaba más que un mito, todos crecimos en un barrio obrero como Vallecas, que fue asolado en los 80 por la heroína, y nuestro futuro no se divisaba más allá de esquivar jeringuillas y ser padre a los 18 años.

Posiblemente los que somos de barrios pobres pueden comprender que no hay nadie que nos ha hecho soñar tanto como lo que logró Poli Díaz, un chico con dificultades económicas, que vivía en las mismas condiciones que nosotros, era como ver a uno de los nuestros logrando el éxito, y cada golpe de Poli Díaz era para nosotros salir un rato de la miseria, todos queríamos ser Poli Díaz y sentir en diferido una dulce victoria.

El éxito asumido por el púgil era demasiado bueno para que se pudiera extender en el tiempo, Poli Díaz había crecido entre la adversidad, y el hecho de tener un público que lo idolatrara, que ganara más de 4 millones de euros en los 80 y su círculo más cercano fueran el empresario Enrique Sarasola o el político Antonio Miguel Carmona fue inasumible para lo que Poli estaba acostumbrado.

Ciento veinte mil euros gastados en un club de alterne en una sola noche, sustituir los golpes del saco de entrenamiento por los de la cocaína, o finalmente vender agua para conseguir su dosis de heroína aniquilaron las esperanzas de lo que un día glorioso fue el boxeador.

Me siento privilegiado por conocerte.

Un abrazo inmenso Poli.

Del Don nadie de Omar Jerez

Música: Pablo Del real

Para este vídeo se utilizó a una violinista clásica profesional para grabar 3 pistas diferentes que luego serían mezcladas cuidadosamente para obtener el efecto que causa y que se hace evidente al visualizar la pieza de vídeo art. La grabación de las tres pistas de violín no se hicieron en un estudio y ya que se quería conseguir una sordidez natural en el sonido, se hizo en el salón de una casa e introduciendo un micrófono de calidad profesional media dentro de la caja de resonancia de una guitarra clásica y sin quitarle las cuerdas, de este modo, la absorción y rebotes de sonido se hicieron naturales y con la sensación seca y cerrada de un aislamiento que pueda trasladar al espectador a una sensación de melancolía mohína.

Tan solo se añadió un poco de retardo digital o eco y algo de reverberación de catedral para darle la mezcla apropiada a la intención. Si a esto sumamos las notas que se ejecutan para transmitir angustia, paranoia y soledad, tenemos el complemento a las imágenes que se buscaba.

Premios y reconocimientos

Seleccionada en el “Festival de arte y acción cabezabajo” Granada.  año 2012

Seleccionada la pieza musical en “San Andreu Contemporani Proyecto Sonoro”

Barcelona. año 2012

Selecionada en “Madatac” en Matadero,Madrid. año 2012

Seleccionada y premiada en el festival de Incubarte con tres

galardones.Valencia año 2012

Exhibida en “Miden  Festival” Kalamata,Grecia año 2012

Una performance de Fresas en Bagdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *