Sábado, 22 Julio, 2017

            

Piden que se aclaren las “extrañas circunstancias” de la muerte de un hombre el pasado mes de abril en Granada

La noche anterior Nasser, afincado en Granada desde hacía varios años, donde se casó y tuvo dos hijos, había estado celebrando con sus compañeros de trabajo el final de la temporada de esquí

E.P


image_print

La familia de Nasser Arrimach Mohamed, un hombre de 36 años natural de Melilla que fue encontrado muerto el pasado 16 de abril en el rellano de un edificio de Granada, ha convocado una concentración para el próximo 7 de diciembre, a las 22,00 horas, para reclamar que se aclaren las “extrañas circunstancias” de su fallecimiento.

Según ha explicado a Europa Press su hermana Nadia, la Policía barajó en un primer momento que Nasser, que trabajaba en Cetursa en el mantenimiento de las pistas de Sierra Nevada, se suicidó, y después que su muerte fue accidental.

Sin embargo la familia pide “justicia” y que se investiguen una serie de “contradicciones” que les hacen sospechar de que no se trató ni de un suicidio ni de una caída. Se trata de “pequeños detalles” que para ellos son “muy importantes”, como el hecho de que se encontraran sus zapatillas de deporte en el portal, lejos de su cuerpo; que perdiera unos 15 euros que se había reservado para volver en taxi a su casa; o que saliera “por la puerta de atrás” de una discoteca cercana al edificio en el que fue encontrado muerto.

La hermana sostiene que se ha probado que mantuvo una discusión con los porteros de esa discoteca, “que fueron los últimos en ver a Nasser con vida”, y por ello la familia pide que se esclarezcan todas las circunstancias que rodearon su muerte, que investiga ya el Juzgado de Instrucción número 3 de Granada.

La noche anterior Nasser, afincado en Granada desde hacía varios años, donde se casó y tuvo dos hijos, había estado celebrando con sus compañeros de trabajo el final de la temporada de esquí, y se fue de cena y después a la discoteca, que se encuentra justo al lado del edificio en el que fue encontrado, ubicado en el número 5 de la calle Gran Capitán de la capital granadina.

Sobre las 8,00 horas de aquel martes un vecino alertó a la Policía del hallazgo de su cadáver. Hasta el lugar se desplazaron entonces efectivos de la Policía Nacional y Local, que encontraron unos pisos más arriba su DNI.

La concentración convocada por su familia en su memoria tendrá lugar el próximo 7 de diciembre a las 22,00 horas, frente al número 5 de la calle Gran Capitán, lugar donde fue encontrado su cuerpo sin vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *