Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Piden hasta seis años de cárcel para cuatro presuntos traficantes de droga procedente de Colombia

Serán enjuiciados los próximos 3 y 4 de diciembre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial

E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado penas de entre cinco y seis años y medio de prisión y multas de 2.000 euros para cuatro presuntos narcotraficantes, entre ellos un joven matrimonio, que supuestamente adquirían la cocaína de distribuidores colombianos, hechos por los que serán enjuiciados los próximos 3 y 4 de diciembre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.

Se trata de los identificados con las iniciales J.H.T., de 27 años; J.B.S., de 59; J.G.M., de 41 años; y J.M.H., de 25, a los que se les atribuye un delito contra la salud pública en sustancia que causa grave daños a la salud. Además, el fiscal acusa al primero de ellos de tenencia ilícita de armas, por el que se enfrenta a la pena superior, a seis años y medio de cárcel.

Según consta en su escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional tuvo conocimiento mediante escuchas telefónicas autorizadas judicialmente desde el mes de julio de 2011 que el primero de los procesados “mantenía relación con traficantes de droga colombianos” que le proporcionaban cocaína para su posterior elaboración y distribución.

En esta actividad, de la que era y conocedora y partícipe su esposa, la acusada J.M.H., era auxiliado por J.B.S., que participaba en las labores de corte, mezcla y prensado de la cocaína, y el cuarto acusado, J.G.M., que en alguna ocasión también le había proporcionado cocaína.

Así, el 7 de octubre de 2011 tuvo lugar una entrada y registro autorizada judicialmente en el domicilio del matrimonio, en Granada capital, y otros dos pisos del mismo bloque, que también eran usados para sus actividades. En su vivienda se encontró 1,6 kilos de marihuana con un 5,7 por ciento de riqueza valorados en 6.800 euros, y dentro del armario del dormitorio principal una pistola semiautomática, para la que el procesado no tenía licencia, y 31 cartuchos metálicos para el arma.

En otro de los pisos, que estaba prácticamente desamueblado, se encontraron 14,95 gramos de cocaína con una riqueza del 27 por ciento y valorados en 900 euros, y una serie de materiales preparados para ser usados para el corte, mezcla, prensado y secado de la cocaína, en concreto, una balanza de precisión, una cuchara, dos moldes metálicos, una tijera, dos cúter, un rollo de cinta americana, un cuchillo, cinco bolsas de plástico, una prensa, un gato hidráulico, un molinillo, y un bote de amoníaco y otro de acetona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *