Domingo, 22 enero, 2017

Piden cuatro años de prisión para un acusado de vender cocaína por teléfono móvil

El acusado no tenía antecedentes

El detenido vendía a través del teléfono móvil


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de cuatro años y nueve meses de prisión para un acusado de realizar operaciones de venta al menudeo de cocaína contactando con los consumidores de la sustancia vía teléfono móvil, hechos por los que será juzgado por un delito contra la salud pública el próximo 30 de octubre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, desde al menos el 18 de enero de 2013 y hasta el 14 de febrero de 2013, fecha en que fue detenido el acusado, de iniciales J.M.C.C. y sin antecedentes penales, llevó a cabo distintas operaciones de venta al menudeo de cocaína a consumidores de esta sustancia con los que contactaba a través de un teléfono móvil en el que recibía las llamadas de estos

Así, y “actuando con ánimo de ilícito lucro”, el 14 de febrero de 2013 el procesado se dirigió dispuesto a realizar una operación de venta de cocaína a las proximidades del recinto de la Feria de Muestras de Armilla, donde había quedado con un consumidor tras recibir una llamada telefónica suya.

Al detener la marcha del vehículo que conducía el comprador, a la altura del lugar donde le esperaba el acusado, éste se sentó en el asiento delantero derecho dispuesto a realizar una operación de venta de cocaína, pero hicieron acto de presencia en ese momento agentes de la Policía Nacional, que sorprendieron que el potencial consumidor portaba en sus manos 25 euros en efectivo.

Los policías intervinieron en ese momento en poder del acusado, a quien efectuaron un cacheo superficial, 14 bolsitas de cocaína que llevaba en el interior de un monedero de color negro en un bolsillo de su cazadora, así como el teléfono móvil.

En la entrada efectuada en su domicilio el mismo día de su detención, la Policía intervino otra bolsita con 1,2 gramos de cocaína, una balanza de precisión con restos de cocaína y 690 euros en efectivo que procedían de la venta de sustancias estupefacientes a terceros y que el acusado guardaba en una cazadora en el armario de su habitación.

Las 15 bolsitas intervenidas en total contenían cocaína con un peso neto de 8,35 gramos y una riqueza del 33,8 por ciento, que vendida por dosis habría alcanzado en el mercado ilícito un valor de 491,81 euros.

Además de la pena de prisión, la Fiscalía reclama para el inculpado multa de 983,63 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de 45 días, en caso de impago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *