Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Peñaranda entrena con el grupo y Fran Rico se retira antes de tiempo

El centrocampista nazarí se marchó con visibles molestias en su rodilla derecha

Entrenamiento GCF
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El entrenamiento celebrado en la mañana de este miércoles ha dejado muchas novedades. Los tres recientes fichajes ya han entrenado con sus compañeros evidenciando un buen estado de forma, ya que los tres estaban jugando en sus respectivos equipos.

Tanto Doucouré como Ricardo Costa e Isaac Cuenca estarán disponibles aparentemente para Sandoval en referencia al próximo compromiso de los nazaríes ante el Real Madrid el domingo a las 20:30 horas.

Sandoval ha dispuesto un entrenamiento dividido en dos grupos. Uno a sus órdenes y otro a las indicaciones de su segundo entrenador, Ismael Martínez. Presión, intensidad, entradas por banda, centros al área y remate ha sido donde más ha incidido el de Humanes

A los nuevos se les ha visto integrados con sus nuevos compañeros. Foulquier ha acompañado en todos los momentos a Doucouré. Son amigos íntimos desde los catorce años, según nos han contado fuentes oficiales del club.

Por su parte, Ricardo Costa se le ha visto mandando desde el principio. Precisamente eso es lo que se espera de él, capacidad de liderazgo y valentía en una defensa muy debatida esta primera vuelta. Su experiencia también le facilitará esta tarea.

Isaac Cuenca ha sido utilizado por la banda izquierda en los ejercicios planteados por Sandoval, donde también ha estado probando Adalberto Peñaranda. El venezolano es la mejor noticia de este entrenamiento, ya que parece estar recuperado de su lesión muscular en el partido frente al Eibar. El fichaje de Barral le puede apartar a la banda izquierda, donde él mismo prefiere jugar.

La peor noticia la ha dado Fran Rico, que se ha retirado antes de tiempo del entrenamiento. A la mitad del entreno se ha dirigido hacia los fisios y se tocaba su rodilla derecha con evidentes muestras de que algo no iba bien. Se ha marchado hacia vestuarios, optando por no forzar la maquinaria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *