Jueves, 17 Agosto, 2017

            

Palos de ciego

Fernando Morientes
Rubén Cañizares


image_print

Fernando Morientes me parece una persona fabulosa y un profesional como la copa de un pino. He tenido la suerte de tratar con él en bastantes ocasiones durante mis trece años de periodista y, dentro de la deprimente tónica general que rodea al futbolista de élite y el mundo irreal en el que vive, al exjugador del Real Madrid y del Valencia se le puede tratar con cierta cercanía. Dicho esto, otra cosa es que el neófito entrenador se ponga el traje y la corbata y sea la solución que necesita el Granada para no caer en la depresión absoluta. El domingo, ante el Valencia, otro nuevo empate que deja al conjunto andaluz con cinco puntos, colista de Primera, y con doce jornadas ya de campeonato sin saber lo que es sumar una victoria.

La situación sigue siendo agónica, pero quizás no tanto como para confiar el proyecto deportivo en Morientes. Con todos los respetos, para ser director deportivo se necesita cierta experiencia en dicho ámbito. Haber sido un buen delantero y ser un interesante comentarista radiofónico no debería ser suficiente motivo ni preparación para encargarte de las altas y las bajas de un equipo con el agua al cuello, que lleva dando palos de ciego desde que a finales de junio fuera comprado por el capital chino.

En verano, entre las muchas malas decisiones que se tomaron, una de ella fue encargarle a Piru, un novato en estas lides, el hacer un equipo a gusto y semejanza de Paco Jémez, hoy en la cola del INEM. Aquello fue un desastre de planificación, embrión de un inicio de temporada lamentable que le ha otorgado al Granada todos los boletos para irse a Segunda en mayo. Ya me dirán ustedes, que puede aportar el bueno de Fernando Morientes como director deportivo, cargo que jamás ha realizado. La decisión parece atrevida, aunque igual estando, como está, casi todo perdido, tampoco el riesgo es demasiado. Veremos, pero la idea no deja de ser más un sueño que una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *