Miércoles, 26 Julio, 2017

            

“Nos lo merecemos”



image_print

Si ustedes caminan ya por el tercer dígito de su vida, como le ocurre a un servidor, seguro que recordarán a la perfección uno de los momentos imborrables del Mundial de Italia 1990. Entonces, en un Corea del Sur-España de primera fase, la selección nacional consiguió derrotar a la asiática gracias a un hat-trick de Míchel, aquel mítico ‘8’ del Real Madrid y de la Roja, que durante bastantes etapas de su carrera anduvo en medio de la polémica día sí y día también. Por eso, cuando logró aquel triplete, a modo de reivindicación por las constantes críticas hacia su pobre juego y sus feas maneras de comportamiento en aquella Copa del Mundo, celebró con mucha rabia cada uno de sus tantos, gritando en el último de ellos a los cuatro vientos “me lo merezco”. Fue su singular modo de decirle al mundo que él era un genio y que el resto del planeta se equivocaba en sus juicios.
Algo así, pero al revés, deberían hacer los jugadores, el cuerpo técnico, y la directiva del Granada. No estaría mal salir al centro del campo de Los Cármenes (por ejemplo ante el Español), con el estadio a rebosar, y chillar alto y claro “nos lo merecemos”. Ni siquiera el desahuciado Córdoba, plagado de mala suerte en un alto porcentaje de partidos en esta Liga, se merece tanto irse a Segunda como le ocurre al conjunto nazarí. La enésima goleada recibida en el campeonato, esta vez en Mestalla, ya ni siquiera ruboriza. Es más de lo mismo. Las matemáticas aún dicen que el Granada se puede salvar y quizás ocurra el milagro y sea así. Pero ningún aficionado rojiblanco, por mucho que lleve impregnado en las venas el amor a su equipo, puede ni podrá estar orgulloso de una hipotética permanencia. Este equipo da pena. Así de claro. Así de triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *