Miércoles, 29 Marzo, 2017

Mueren 168 personas en lo que va de año en las carreteras andaluzas

Desde 1960 a 2013 se han registrado en España 285.645 fallecidos en accidentes de circulación, tanto en carretera como en zonas urbanas, mientras que en Andalucía se ha pasado de los 830 fallecidos registrados en 2004 en carretera y zona urbana, a los 283 fallecidos de 2013

Los datos contabilizados son desde el 1 de enero al 30 de octubre de este año


image_print

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, se ha sumado este lunes al Día Mundial de las Víctimas de accidentes de tráfico y ha recordado que, aunque en Andalucía se ha constatado en la última época una tendencia continuada en el descenso de fallecidos a causa de esta lacra, “no se puede bajar la guardia y hay que seguir trabajando para lograr una circulación segura y evitar que se sigan produciendo pérdidas humanas”, como las 168 víctimas mortales que se han contabilizado en accidentes de tráfico entre el 1 de enero y el 30 de octubre de 2014.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Andalucía en una nota, desde 1960 a 2013 se han registrado en España 285.645 fallecidos en accidentes de circulación, tanto en carretera como en zonas urbanas, mientras que Andalucía se ha pasado de los 830 fallecidos registrados en 2004 en carretera y zona urbana, a los 283 fallecidos de 2013, lo que equivale a un descenso del 65 por ciento.

Así, se trata de una tendencia continua, desde los 830 fallecimientos registrados en 2004; 759 en 2005; 737 en 2006; 650 en 2007; 522 en 2008; 449 en 2009; 399 en 2010; 327 en 2011 y 295 en 2012, un cuatro por ciento más que en 2013.

Desde las administraciones se sigue trabajando con el objetivo de erradicar los accidentes de circulación desde los distintos ámbitos –ayuntamientos, titulares de carreteras, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o DGT–, pero ese esfuerzo requiere además la complicidad de todos los ciudadanos.”Todos, cuando nos ponemos al volante, hemos de ser conscientes de que nuestro desplazamiento tiene un riesgo asociado, que variará según nuestro comportamiento y respeto a las normas de circulación”, ha declarado la delegada del Gobierno.

EXTREMAR LA PRUDENCIA  

En este sentido, Carmen Crespo ha hecho hincapié en la necesidad de “extremar la prudencia y cumplir rigurosamente las normas de tráfico” como “la mejor garantía para una circulación segura”, y ha precisado que “es imprescindible evitar conductas de riesgo”, como la velocidad excesiva o inadecuada, no utilización de cinturón de seguridad, casco o sistema de retención infantil, conducción bajo los efectos del alcohol o drogas o distracciones en la conducción.

La delegada ha explicado que, según los últimos estudios, casi una cuarta parte de los fallecidos en los accidentes no hacían uso de ningún elemento de seguridad en el momento de producirse el siniestro, por lo que ha insistido en la necesidad de “usar todos los sistemas de protección disponibles y extremar las precauciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *