Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Más de 100 años de tradición en el Mulhacén

Alrededor de 500 personas se sumarán a la Romería de la Virgen de las Nieves para conmemorar su aparición, hace ya 300 años

Romería de la Virgen de las Nieves | Turismo Granada
Redacción GD


image_print

Llega uno de los días más esperados del año para muchos. La Romería de la Virgen de las Nieves, que se celebra cada 5 de agosto, volverá a subir a la cumbre del Mulhacén, algo que llevan haciendo desde 1912.

Sin embargo, según apunta la concejala de Festejos de Monachil, Maria Luisa Serrano, este año se conmemoran los 300 años de la aparición de la Virgen de las Nieves. Por este motivo, se prevé que la asistencia sea mayor que en años anteriores, alcanzando las 500 personas, alrededor de 200 más que el pasado año.

La romería comienza realmente la noche del 4 de agosto, hoy, con la procesión de la Virgen de las Nieves, que sale del Ayuntamiento de Monachil. Acompañada del coro y de la banda municipal de música, la Virgen procesiona por las calles del municipio hasta llegar a Prado Llano.

A lo largo de esas horas, rozando casi las cuatro de la madrugada, se desarrollan varias actividades paralelas como el pregón o la elección de las reinas de las fiestas.

A las 04.00, los romeros comienzan su ascenso hasta Borreguiles. Tras dos horas de caminata, allí les espera un buen desayuno.

Romería de la Virgen de las Nieves | Turismo Granada

NUEVO ROMEROS

Con el estómago lleno, la romería continúa su ascenso hasta las Lagunillas de la Virgen. Este es un lugar y momento muy especial ya que se produce el bautizo de los nuevos romeros. Después acceden hasta los Tajos de la Virgen y, con el primer rayo de sol, se inicia la misa.

Después de tanta subida, los romeros emprenden la vuelta, más cómodos, en telesillas y telecabinas que los ‘devuelve’ a la Plaza de Andalucía.

¿Y QUÉ HISTORIA ESCONDE ESTA ROMERÍA?

Esta tradición se debe a un supuesto milagro de la Virgen en 1717, cuando el Beneficiado de Válor pidió su protección al verse inmerso sin refugio en una tormenta. Según declaró después el propio Válor, las nubes se disolvieron para dar paso a un mar de luz, en cuyo interior la virgen extendía sus brazos. Desde entonces, los milagros se han multiplicado a lo largo de los siglos, pues es creencia popular que la virgen tiene cuidado de los habitantes de Sierra Nevada.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Si comentais la romeria de Monachil a Prado LLano por favor no utiliceis las fotos de la Romeria de Trevelez al Mulhacen, o es que todo vale con tal de hacer publicidad aunque sea mentira.