Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

Márquez revalida el título mundial de MotoGP

Márquez sentenció el campeonato al adelantar a Rossi y situarse en el segundo puesto a falta de ocho vueltas



image_print

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) ha revalidado este domingo en el Gran Premio de Japón su título mundial de MotoGP, tras concluir la carrera segundo por detrás de Jorge Lorenzo (Yamaha), un puesto suficiente para ampliar su ventaja en el Mundial frente al italiano Valentino Rossi (Yamaha) y su compañero de equipo, Dani Pedrosa, a unos insuperables 82 puntos a falta de tres carreras por disputarse.

Márquez sentenció el campeonato al adelantar a Rossi y situarse en el segundo puesto a falta de ocho vueltas, y contener a ‘Il Dottore’ hasta la conclusión de la carrera, que terminó con la victoria de Jorge Lorenzo -al igual que en Cheste, cuando el de Cervera se coronó por primera vez campeón del mundo- y con Márquez a 1,638 segundos. Pedrosa fue cuarto. La calculadora de Márquez salió a relucir: le bastaba con finalizar por delante de Rossi y Pedrosa para volver a ponerse la corona.

El joven piloto da un paso más en lo que promete ser una andadura histórica en motociclismo al haber ganado, con solo 21 años, cuatro títulos mundiales en el último lustro -125cc en 2010, Moto2 en 2012 y estos dos títulos consecutivos de MotoGP-.

En la carrera, Rossi atacó desde la salida para adelantar al ‘poleman’, su compatriota Andrea Dovizioso (Ducati), y comandar la prueba, mientras Lorenzo y Márquez libraban una batalla por detrás en la que incluso llegaron a tocarse. El balear consiguió pronto ponerse a rebufo de su compañero de equipo. El campeón del mundo y Pedrosa esperaban tras ‘Dovi’.

En la cabeza, Lorenzo no tardó en dar el golpe y ponerse líder; el de Cervera, por su parte, incrementaba el ritmo y rodaba ya en cuarta posición, y enseguida formó grupo perseguidor junto a Rossi y Dovizioso. A nueve vueltas del final, Márquez inició el asedio a ‘Il Dottore’, y una vuelta después se consolidó en la segunda plaza.

El objetivo entonces se centró en cerrar la puerta al nueve veces campeón del mundo, ya que ello le garantizaba el título. Y lo consiguió. Márquez, con su nuevo casco dorado, dio la vuelta triunfal al circuito ‘armado’ con una katana ceremonial japonesa que le entregó un guerrero samurái, y que blandió ante sus cientos de seguidores.

El podio nipón lo completó Rossi, mientras que Pedrosa fue finalmente cuarto. Por su parte, Pol Espargaró (Yamaha) terminó octavo, Álvaro Bautista (Honda) décimo y Aleix Espargaró (Forward Yamaha) undécimo. El otro español en liza, Héctor Barberá (Ducati), concluyó con un decimoséptimo puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *