Martes, 17 Octubre, 2017

            

Luis Salvador: “En el PSOE se me ha ninguneado, se me ha excluido”

Aunque esperada por su círculo más cercano y por quienes le siguen habitualmente en las redes sociales, la salida de Luis Salvador del PSOE ha provocado un pequeño terremoto en la vida política de Granada.

Jaime Martín @jmartinreporter | Foto: Álex Cámara @xandercamara


image_print

El ex senador socialista daba ayer la ‘sorpresa’ anunciando tanto en Twitter como en su blog personal la decisión de abandonar un partido en el que ha militado durante más de dos décadas. La respuesta política de sus ya antiguos compañeros de partido no se ha hecho esperar, con declaraciones como las de José María Rueda: “Lo mismo el que estaba acabado en el PSOE era Luis Salvador.

De cualquier manera la decisión está tomada y Luis Salvador emprende desde ya una nueva aventura política de la mano de Albert Rivera y su Movimiento Ciudadano. De eso y de su concluida etapa en el PSOE charlamos en el entorno de la plaza Mariana Pineda, donde varios granadinos anónimos le saludan, le felicitan por la decisión y le animan a seguir adelante. Luis Salvador confiesa no conocerles pero, ya con el café entre las manos, reconoce que la política se hace para ellos, para la ciudadanía de a pie. Y comienzan las preguntas…

 

Pregunta: Tras más de veinte años de militancia deja el PSOE…

Respuesta: Si en estos años he tenido un común denominador ha sido siempre promover propuestas de mejora y de cambio que en la mayoría de las ocasiones habían sido aceptadas a pesar de las resistencias, hasta en esta última etapa en la que eso ha sido absolutamente imposible y es cuando el partido más necesitaba transformarse para ser un partido en la línea que demandan los ciudadanos.

P:¿Qué propuestas concretas le han echado para atrás?

R: Si un partido no permite que los mejores estén al frente, que la gente que asume puestos de responsabilidad rinda cuentas, que el clientelismo desaparezca, que la limitación de mandato sea una cosa razonable… es un partido que no da un paso a la modernidad.

P: ¿En qué ha cambiado el partido en estas dos décadas?

R: El PSOE es un partido que ha transformado positivamente la Historia de España y ha promovido políticas muy importantes para este país. No voy a renegar en absoluto y me siento muy orgulloso de lo que el partido ha hecho durante muchos años. Es más una estrategia suicida de los últimos años, donde las distintas cúpulas se han enrocado para intentar que no haya cambios. ¿Cómo en una sociedad de ciudadanos se puede decir que hay un partido de barones? No puedo entender que los barones determinen la política de los ciudadanos. Como se decía en Ciudatans: “somos ciudadanos, no súbditos”. Eso es algo que el partido no ha sabido cambiar.

P: En los dos últimos años se ha hecho popular el acrónimo PPSOE. ¿Cree que es justificado?

R: El PP y el PSOE son dos partidos distintos y se encargan permanentemente de mostrar las diferencias que hay entre uno y otro. Otra cosa distinta es que tengan un común denominador sobre su funcionamiento interno, donde hay poco margen a la democracia, la creatividad y la opinión libre. En eso sí se parecen.

 [blockquote style=”style-1″]Como se decía en Ciudatans: “somos ciudadanos, no súbditos”[/blockquote]

P: Usted, como otros compañeros de partido, ha intentado una regeneración desde dentro con propuestas concretas como Foro Ético o Socialismo y Ciudadanía. ¿Dónde han quedado todas estas iniciativas?

R: Hemos realizado propuestas en el XIV Congreso de Granada en el Foro Ético y Socialismo y Ciudadanía para la regeneración democrática, para una especie de refundación del partido socialista, para rehacer el modelo de estructura orgánica y para tratar mejor a los militantes y que realmente puedan elegir a sus representantes. Nadie puede entender que en una democracia como la actual un militante de un partido no pueda elegir a quien va a dirigirle. ¿Cuándo se tenía que haber cambiado eso en el PSOE? En la conferencia del 8 al 10 de noviembre que viene ahora. ¿Por qué sé ya que no se va a cambiar? Porque han cambiado la conferencia de organización en una conferencia política impidiendo siquiera que se plantee lo que se está defendiendo desde muchas plataformas.

3434

P: No se quiere cambiar desde dentro.

R: El otro día salió una noticia en El País con fuentes de la propia conferencia en donde se venía a decir que los barones se habían puesto de acuerdo con la estructura federal de Ferraz para que nadie dijera nada en relación a primarias y que cualquiera que intentase decir algo sería puesto, más o menos, en una lista. Esa es la concepción que tienen los partidos ahora mismo.

P: La ciudadanía percibe a los políticos y la política no como la solución a sus problemas sino como el origen.

R: En el momento en el que hay la más mínima distancia entre el que es un representante político y el ciudadano ya la cosa no funciona. Un político es un ciudadano que está desarrollando una labor de representación y que hoy puede estar ahí y mañana puede estar en su rol de ciudadano. Por tanto no debe de haber ninguna separación y vemos que eso no es así. El político es alguien aparentemente distante por mucho que se conecte a las redes sociales y que parece que vive en otro mundo. Vemos que las cosas que dice y plantea no tienen nada que ver con lo que el ciudadano de a pie está viviendo.

P: Ser tan conocido mediáticamente en las redes sociales o en televisión, ¿Ha sido algo que le ha podido complicar la vida dentro del PSOE?

R: Me la han complicado probablemente dentro del PSOE porque no gusta que se conozca lo que la gente piensa y más si lo que se piensa no va exactamente en la línea docmática que se defiende desde la dirección. Se intenta coartar que cualquier persona que tenga capacidad pueda salir a flote. La televisión y los medios han permitido que mucha gente conozca a un Luis Salvador que hubiese sido imposible que se conociera en el partido socialista. Es que en todos los partidos hay muchas Marías, Pepas, Antonios, Luises que tienen una capacidad muy importante y que los partidos estrangulan. Eso hay que cambiarlo. Por eso desde Movimiento Ciudadano una de las cuestiones fundamentales será apostar por el talento.

 [blockquote style=”style-1″]El político es alguien aparentemente distante por mucho que se conecte a las redes sociales y que parece que vive en otro mundo[/blockquote]

Entrevista Luis Salvador 05 (1)

P: Hablaba del próximo congreso socialista y de las líneas que lo van a marcar. En este sentido, ¿cuál cree que es el futuro que le depara al PSOE?

R: El PSOE y el PP han sido los partidos de referencia del bipartidismo. Cada vez que había elecciones o votabas a uno o a otro. Por sus propios errores eso hoy no es una realidad. Ya no hay bipartidismo de facto y la gente puede optar por otras opciones. Eso va a hacer que cambie el mapa electoral. El partido socialista tenía una oportunidad de hacer cambios internos para volver a recuperar la credibilidad y ha vuelto a optar por seguir siendo un partido de barones con un aparato férreo para el que se mueva no salga en la foto. El futuro que le auguro es bastante negativo al igual que al Partido Popular.

P: Dice que no hay bipartidismo de facto y sin embargo, la Ley Electoral promueve todo lo contrario y complica las cosas para las propuestas que están surgiendo.

R: Los grandes aliados del bipartidismo arrancan desde esa ley electoral, de disgregar el voto para que al final no termine de computar y dar representación. Esa es una de las propuestas que no sólo estamos haciendo nosotros sino el 15M, UPyD… muchos ciudadanos que quieren cambiar la política y que plantean cambiar la Ley Electoral en consonancia con lo que la ciudadanía quiere. Ese cambio va a ser imparable y se conseguirá antes o después.

P: Volviendo a su situación dentro del PSOE. ¿Se ha sentido poco valorado e incluso excluido dentro de su partido?

R: Soy una persona con vocación de servicio público y los problemas que se me quedan dentro del partido no me preocupan. A mí se me ha ninguneado, se me ha excluido, no se me ha tenido en cuenta sabiendo que las cosas que tenía que aportar eran muy importantes… simplemente por el hecho de plantear una alternativa a una dirección provincial o no estar de acuerdo con una decisión. Eso hoy es una práctica habitual en el partido socialista; en el PP es todavía mucho más tajante y es algo que estoy denunciando y que hay que cambiar. No para mí, que voy a estar en otro proyecto y ya he soltado amarras. Ahora voy a poder trabajar con gente nueva y espero que con gente con la que hasta ahora he colaborado.

[blockquote style=”style-1″] La televisión y los medios han permitido que mucha gente conozca a un Luis Salvador que hubiese sido imposible que se conociera en el partido socialista[/blockquote] 

P: ¿Espera arrastrar gente del PSOE a su nuevo proyecto?

R: Lo comentaba en otro medio: cerca de 300.000 militantes del partido socialista han dado este paso antes que yo. ¿Quién sigue a quién? Aunque yo no lo hubiera dado otros muchos lo iban a hacer. Si ese paso lo han dado por un diagnóstico común por una serie de cosas que no funcionan y quieren que mejorar de manera parecida a como estamos planteando nosotros, intentaré contactar con ellos para que pasen a formar parte del proyecto y vuelvan a disfrutar con la política.

P: La pregunta es obligada ¿Y si le hubiera ganado a Teresa Jiménez la secretaría provincial en julio del año pasado?

R: Hubiésemos revolucionado el partido. De hecho el lema que utilizamos fue: “hagamos lo que nunca toca”. Construimos 50 compromisos para transformar el partido interno y quien me conoce sabe que lo hubiéramos hecho. Fuimos los primeros en plantear que el 100% de los militantes de Granada pudieran votar y lo hice ofreciéndole el compromiso a la otra candidata, facilitándole la fórmula por escrito para que la firmara y unos días antes del congreso poder hacer una convocatoria para que todos los militantes votaran. Simplemente comprometernos a aceptar el resultado de las urnas. Teresa entendió que con la estructura que tenía el partido le iba a venir mejor y así fue.

P: Ya sea en las redes o en la calle, usted es de los políticos que no dejan indiferente a nadie y su salida del PSOE puede ser interpretada por algunos como una rabieta.

R: Si alguien me conoce sabe que soy todo menos de coyuntura. Tengo una trayectoria en la que siempre he defendido internamente la innovación política, la participación… he defendido que los militantes tuvieran un nivel de participación interna en el partido y un cometido concreto… he potenciado mi participación desde mi Oficina Virtual de Atención al Ciudadano… y repito, ahora es cuando las direcciones están enrocadas para no permitir el más mínimo cambio y no darle la más mínima oportunidad al partido. Si no se puede hacer dentro y esa guerra está perdida definitivamente, con lo que hizo Griñan en las primarias de verano por ejemplo…  Soy una persona libre y unas siglas no me van a cortar las alas. Seguiré tratando de trabajar para promover el modelo social en el que creo y si lo hubiera podido hacer desde el PSOE hubiera estado superfeliz.

[blockquote style=”style-1″]Cerca de 300.000 militantes del partido socialista han dado este paso antes que yo. ¿Quién sigue a quién?[/blockquote]

P:¿Le ha llamado algún antiguo compañero socialista? ¿Entienden su decisión? 

R: Como hoy las redes sociales son muy públicas, es verdad que ha habido muchísima gente que ha comentado y que lleva tiempo comunicándose conmigo por vía telefónica, por mensaje privado pero no teniendo contacto con el exterior para que no se le vea que están con una persona que mantiene posicionamientos críticos. A todos les agradezco ese contacto. Recuerdo lo que se dijo en el congreso pasado: más vale una gota de valentía que un océano de cobarde pero es que hoy hay pocas gotas de valentía en el PSOE. Está triunfando el océano cobarde. A eso hay que darle la vuelta en el nuevo partido si quiere tener futuro.

 

123

 

 

P: Hablemos entonces de esa nueva propuesta política: ‘Movimiento Ciudadano’.

R: Siempre he ido haciendo un diagnóstico de la evolución sociológica, del comportamiento de los ciudadanos y de cómo nos vamos comportando como sociedad y hace tiempo que he hablado de los cambios que se iban a producir. Hoy nos encontramos en la mayor polis que ha existido nunca, donde la política no es indiferente para nadie. Y no hay ninguna estructura de partido que dé cabida a esa gente. Si aceptamos que estamos en democracia y que todas las ideas se construyen desde abajo, ¿Por qué no aceptamos ponerlas encima de la mesa y debatirlas con serenidad sin que el ruido de la indiferencia nos tape un buen argumento? Si podemos marcar una agenda de interés ciudadano mucho más nítida frente a los intereses de diferentes organismos, entendemos que hay un espacio que hoy no está cubierto en España y que va a crecer sí o sí. Puede hacerlo como movimiento ciudadano, estar organizado, estructurado y tener fuerza y peso en el sistema electoral o puede crecer de manera anárquica e irse diluyendo.

R: ¿Dónde encaja usted en un nuevo partido a nivel nacional?

P: Quiero que mis ideas, mientras no sean malas, se tengan en cuenta y se debatan. A partir de ahí soy una persona que siempre propone muchas cosas y hasta ahora muchas han sido de vanguardia, como lo reconoce Albert Rivera y la gente que me contacta y que está contenta de que empecemos a trabajar juntos. Intentaré ayudar en la construcción de un proyecto nacional porque soy una de las personas que ha tenido ese recorrido y conozco todas las circunscripciones. Intentaremos tener una especial incidencia en Andalucía y como yo vivo en Granada y soy de aquí, intentaré que todo esto funcione lo mejor posible. Puedo aportar mi experiencia de más de 20 años en un partido y teniendo claro qué es lo que no se tiene que hacer para que esto pueda funcionar bien.

[blockquote style=”style-1″]Si hubiera ganado la secretaría provincial de Granada hubiésemos revolucionado el PSOE [/blockquote]

P: No se aleja de Granada y propone un alternativa política ¿Hay espacio para una nueva propuesta?

R: En los 100 metros que hemos andado para venir a hacer esta entrevista has visto a tres o cuatro personas que se han acercado a mí en relación a esto. No conocía a ninguna de ellas y todas las palabras que me han dirigido han sido de ánimo. A la gente no le parece indiferente y creo que es la mejor manera de demostrar que esto puede tener éxito.

P: ¿Se marcan tiempos?

R: Siempre se ha dicho que el primer paso es presentar el manifiesto, que está colgado en la página de Movimiento Ciudadano y darlo a conocer. También animar a firmar ese manifiesto y a registrarse en la página para que esos ciudadanos puedan ser tenidos en cuenta. El manifiesto también se va a presentar en distintos actos públicos como Barcelona o Valencia. A partir de ahí se ha dicho que vamos a proponer una serie de propuestas concretas a los grandes partidos. Si hicieran todo lo que proponemos nos diluiríamos porque no tenemos razón de ser…

P: ¿Por ejemplo?

R: Que se haga un gran pacto nacional por la educación que piense en varias generaciones y no en una sola legislatura y que se haga desde el consenso. Que haya una separación nítida de poderes y se reforme la forma de elegir a los componentes de la estructura judicial del estado; que los partidos adopten un cambio en la ley electoral… Planteamientos que están en el manifiesto y que cualquiera puede leer. Me quedo con una frase que dijo Albert Rivera cuando animaba a la conjura del Goya: “lo haremos por las buenas o lo por las urnas”

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Lo que pasaba es que estaba totalmente finiquitado en el PSOE. Que alguien me explique cómo se pasa de la militancia durante muchos años de un partido de Izquierdas, a militar en un partido de Centro Derecha. A mi, personalmente, me cuesta entenderlo y eso que lo intento.
    Creo que no se le arrinconaba en las filas del PSOE, sino que, políticamente hablando, dejaba mucho que desear, debido a su ignorancia, tal y como lo hizo en una tertulia televisiva,donde afirmó, en su crítica sobre Soraya Sáenz de Santa Marta, que no le extrañaba su forma de ser, pues sabiendo su ASCENDENCIA, era algo lógico en Ella.Hubo que corregirle, pues estaba convencido de que era hija del general Sáenz de Santamria. Creo que, públicamente, ratificó su puesta a punto y su Cultura Política. Así uno no va a ninguna parte, cierto es que la ignorancia es la madre del atrevimiento.