Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

El Granada CF se topa con la muralla navarra

El conjunto rojiblanco empata a cero ante el Osasuna en el Nuevo Los Cármenes

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Fermín Rodríguez @ferminius


image_print

Desgastado y sin ideas, el Granada CF tuvo que rendirse a la evidencia del empate sin goles ante el Atlético Osasuna. Los rojiblancos realizaron una primera parte primorosa en la que no marcaron, pero llevaron la iniciativa del juego, hicieron circular bien el balón y provocaron el sufrimiento de su rival, que es mucho decir. Los navarros son un conjunto muy bien armado, escaso de talento, pero rocoso hasta forzar la extenuación del rival. En Los Cármenes, su esfuerzo les reportó un punto.

En la segunda mitad, el encuentro discurrió por los derroteros que le interesaban al Osasuna, empeñado en evitar los errores en su zaga y poco preocupado, aparentemente, por lo que pudiera suceder más allá de su medio campo. Los navarros mantuvieron el nivel en la presión y fueron capaces de acaparar el balón en el centro del campo hasta desesperar a un Granada que terminó fatigado.

En el arranque, el Osasuna trató de repetir la estrategia que ya le funcionó en La Rosaleda ante el Málaga: Salir a morder, tratar de adelantarse y confiar en su capacidad defensiva para amarrar la victoria. Al menos, lo del gol inicial estuvo a punto de conseguirlo. En el minuto 14, Oriol Riera resolvió un buen contragolpe guiado por De las Cuevas con un disparo cruzado, pero el balón se marchó lamiendo el poste. Fue la primera y la última ocasión de los navarros.

A partir de entonces, los rojiblancos acapararon el balón y las ocasiones. Con Recio y Fran Rico al mando, el Granada fue un martillo pilón; movió la pelota a una gran velocidad y mostró frescura mental para romper las férreas líneas de presión del Osasuna, siempre concentrado e infatigable al desaliento.

Así, apenas cinco minutos después de la oportunidad visitante, los nazaríes pudieron abrir el marcador. Fran Rico botó un córner de forma magistral al segundo palo y Recio se adelantó a Armenteros para cabecear con comodidad hacia la portería de Riesgo. La jugada llevaba márchamo de gol, pero el violento testarazo del malagueño encontró como destino el poste de la meta navarra.

Lejos de desesperar, el equipo de Alcaraz se vio espoleado por la oportunidad marrada y se mantuvo constante en su idea de llegar al gol a través del control de la pelota y de combinaciones en corto. El Arabi tuvo dos en el área, pero Arribas estuvo listo a la hora de entorpecer sus remates. El marroquí fue una de las figuras de la noche y solo el hecho de no marcar le privó del brillo de los focos.

A diez minutos del descanso, Recio volvió a toparse con el poste. En esta ocasión tras una gran acción individual de El Arabi por el costado derecho que el malagueño no acertó a culminar, pese a disparar completamente solo desde el interior del área.

En estos compases finales del primer acto, el Granada lo intentó por lo civil y por lo criminal. El Arabi tomó el mando de las operaciones y tuvo otra más antes del tiempo de asueto. El ‘nueve’ rojiblanco recibió un servicio de Piti al desmarque y, tras situar el cuerpo entre el defensor y la pelota, estrelló su remate en el cuerpo de Riesgo. Los rojiblancos no iban a tener otra mejor.

En la segunda mitad, aperecieron la lluvia, el cansancio y la desesperación. Por este orden. El Granada mantuvo la iniciativa, pero se diluyó como un azucarillo en el café. Lo que en el primer tiempo era un juego alegre y con constante movimiento por parte de los jugadores de arriba se transformó en un tránsito del balón plano y previsible: Sencillo para el Osasuna.

Los rojillos – ayer de amarillo fosforito – apenas inquietaron a Roberto, pero amarraron con fuerza el botín en forma de punto y se mantuvieron firmes en la defensa del entramado ideado por Javi Gracia. Tan solo Piti en un disparo lejano que se marchó alto por poco inquietó a Riesgo. El Granada se topó con la muralla navarra.

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Roberto; Angulo, Mainz, Murillo, Nyom; Iturra, Rico, Recio, Brahimi; Piti, El Arabi (Riki 69′).

CA Osasuna: Riesgo, Marc Bertrán, Loties, Arribas, Damiá, Cejudo (Torres 66′), Lolo, Silva, De las Cuevas (Acuña 82′), Armenteros y Oriol Riera (Oier 88′).

Árbitro: Dirigió la contienda el colegiado valenciano Juan Martínez Munuera. Amonestó, por parte del conjunto local, a Fran Rico (34′) y, del lado visitante a Marc Bertán (24′), a Lolo (73′), a Arribas (77′).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima jornada del campeonato de Primera División, disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 11.536 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *