Sábado, 21 enero, 2017

Los pros y los contras de las nuevas medidas de movilidad, según los granadinos

Las líneas SN1, SN4 Y SN3 podrían modificarse si se aprueban las medidas propuestas por el observatorio de la movilidad

Foto: Archivo GD
Sofia Plaza | @sofiaplaza


image_print

Tras siete meses de trabajo, llegan las propuestas del Observatorio de la Movilidad para las líneas de autobuses de Granada. Líneas que se podrían ver sometidas a cambios si las iniciativas que se presentaron ayer a las diferentes asociaciones que han pasado durante esemás de medio año por este observatorio, llegan a buen puerto. En concreto las tres proposiciones presentadas que afectarían a las líneas SN1, SN4 y SN3, en lo que sería la primera fase del Plan de Movilidad. “Esto es sólo el inicio del Plan de Movilidad”.”, ha recalcado, María Francés, concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Granada.

Las líneas de autobuses SN1 y SN4, que actualmente pasan por Camino Ronda, volverían al centro de la ciudad pasando por la Gran Vía, remodelando con ellas la línea SN3 que pasaría por Camino de Ronda para reforzar esta arteria de la ciudad. Una calle “que se quedaría solo con la SN2 por ello alteramos el recorrido de la SN3”, explica Jesús Pulido, director general del Área de Movilidad.

Según Pulido el Plan de Movilidad persigue los siguientes objetivos: mejorar la conectividad y accesibilidad de la red; mejorar la calidad de servicio en cuanto a transbordos, tiempos y capacidad del sistema; y la captación de viajeros. Por lo que tal y como puntualiza Pulido, “estas medidas sirven para satisfacer estos objetivos”. Medidas que no han sentado por igual a los vecinos que en la sesión de ayer del Observatorio de la Movilidad tuvieron la oportunidad de presentar sus dudas y quejas sobre esta propuesta.

Antonio Guerrero, presidente de la Asociación de Vecinos de Camino de los Neveros ha apuntado que no le ve “ninguna ventaja al SN3”, “que yo sepa ninguna asociación de vecinos ha planteado esa opción. Anteriormente, por el barrio de Camino de los Neveros pasaba el 9 y el 21, “la alternativa de Camino de Ronda a nosotros no nos dice nada, nos quitáis la Caleta”, termina Guerrero.

Volver al pasado. Por su parte, Jose Yáñez, vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Zaidín, se ha preguntado si no hay ninguna posibilidad de volver a la situación anterior a la LAC, “¿tan difícil es volver a tener lo que tenemos antes?”, exclama.

El hecho de que el SN1 llegue hasta la Estación de Autobuses atañe directamente a los vecinos de la Albayda. “No es lo que hemos pedido”, explica Mari Carmen Muñoz, presidenta de la asociación a Granada Digital, “pero, queremos saber cuándo se van a implantar estas medidas”. Además, Muñoz se ha interesado por el tiempo de espera del SN1, un tiempo que tal y como se le ha aclarado desde el Ayuntamiento, se vería reducido “entre diez y quince minutos”.

ASPAYM es la Asociación de Parapléjicos y Personas con Gran Discapacidad Física de Granada donde hay hasta un 85 por ciento de usuarios en silla de ruedas, tal y como ha asegurado Pepe Molina, representante de la asociación. “Lamentamos que la LAC no haya alargado el recorrido, es la línea que mejor se puede usar”, explica. E ironizando mientras apuntaba directamente al estado de los autobuses, “ya que parece ser que el centro neurálgico de la ciudad, es la Estación de Autobuses, las líneas que llegan hasta allí no tienen las rampas adaptadas a las aceras”.

Dando voz a los taxistas de la ciudad, el presidente de la Asociación Gremial de Taxis de Granada, Juan Túnez, ha comentado que desde su asociación “no tendrían inconveniente con las líneas de autobuses planteadas”. Sin embargo ha añadido que, son un transporte “complementario, no es un estorbo”, “solo pedimos que se mantenga el servicio puerta a puerta porque con los cambios de las líneas sentimos presión por parte de la Policía Local”, comenta Túnez.

AMPLIACIÓN DE LA LAC

La primera opción que se barajó desde el Observatorio de la movilidad fue ampliar la línea LAC, iniciativa que ha quedado descartada por el sobrecoste que supondría, “hasta tres millones de euros”, explica la edil de Movilidad.

Por ahora la toma de decisiones quedan aplazadas hasta el día 1 de marzo cuando la oposición apruebe estas medidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *