Domingo, 20 Agosto, 2017

            

Los granadinos esperan 25 días menos que la media para las operaciones no urgentes

En los 71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, la demora es de 51 días

Quirófano | www.juntadeandalucia.es
E.P


image_print

La población granadina aguarda 25 días menos que la media del conjunto de pacientes del Sistema Nacional de Salud (SNS) para una operación no urgente, según ha informado este miércoles el director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda.

A fecha de 30 de junio de 2016, los granadinos tienen una espera media de 64 días para operarse de alguno de los más de 700 procedimientos que se incluyen en el decreto de garantías con el que Andalucía fue pionera a nivel nacional en 2001, estableciendo que la demora máxima de estos procedimientos fuera de 180 días.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a fecha de 31 de diciembre de 2015, la espera media en el conjunto de comunidades era exactamente de 25 días más.

En los 71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, la demora es de 51 días, lo que supone 29 días menos que la media del SNS.

Fue en 2006 cuando Andalucía decidió dar un paso más para mejorar los plazos máximos en los procesos más frecuentes, como cataratas, artroscopia, prótesis de cadera, hernia inguinal o varices de miembros inferiores, entre otros, reduciendo de 180 a 120 días la espera máxima para estas intervenciones.

La Junta de Andalucía trabaja ahora para garantizar antes de que finalice el año que los pacientes cardíacos no esperen más de 90 días para una intervención, al mismo tiempo que ultima la orden que establece un tiempo máximo de respuesta quirúrgica de 180 días para la reconstrucción mamaria de mujeres que han padecido un cáncer.

En cuanto a las tasas de pacientes que aguardan una operación, la tasa granadina a 30 de junio de 2016 se sitúa en 8,63 pacientes por cada 1.000 habitantes, frente a los 12,21 pacientes por mil habitantes del Sistema Nacional de Salud a 31 diciembre de 2015.

Para calcular la tasa andaluza, se tienen en cuenta los pacientes en lista de espera tanto para procesos con garantía de 180 días, como para aquellos de 120 días.

Esta es la denominada espera estructural que establece el Ministerio para medir en el conjunto del Estado la situación global de la lista de espera quirúrgica de aquellos pacientes que tienen en vigor su garantía de tiempo de respuesta.

Si sólo se tienen en cuenta los once procedimientos quirúrgicos seleccionados por el Ministerio como los más frecuentes (y en los que Andalucía garantiza un plazo máximo de 120 días), esta tasa es de 4,04 pacientes por cada mil habitantes, frente a la tasa de 5,07 pacientes por mil habitantes en el SNS.

Granada registra un incremento de 1,29 puntos en la tasa global de pacientes que esperan una intervención con respecto a junio del pasado año y un 0,43 más en la referida a las operaciones que no deben superar los 120 días.

En los últimos cinco años, Andalucía ha evidenciado un incremento del 10,8 por ciento en el número de pacientes con indicación de cirugía, relacionado con patologías asociadas al envejecimiento de la población y que se concentran en las especialidades de traumatología, cirugía general y oftalmología.

Para hacer frente a este incremento de la demanda quirúrgica, el sistema sanitario público andaluz ha incrementado un 10 por ciento su capacidad de respuesta en este periodo, a pesar de corresponderse con los años de mayor dificultad económica.

Anualmente, son casi 500.000 intervenciones las que se realizan en los 507 quirófanos con los que están dotados los hospitales públicos andaluces. En el primer semestre de 2016, el volumen de actividad quirúrgica se ha incrementado en un 4,3 por ciento.

Andalucía garantiza desde el año 2004 un plazo máximo de 60 días para primeras consultas en la gran parte de especialidades médicas y un plazo máximo de 30 días para la mayoría de pruebas diagnósticas.

En lo referente consultas, la media andaluza y granadina a 30 de junio de 2016 se sitúa en 45 días, 13 días menos que la media a nivel nacional, con una demora de 58 días a 31 de diciembre. Son casi 12,5 de millones de consultas las que se atienden en los centros sanitarios andaluces, de las que 4,7 millones son primeras visitas.

En el primer semestre de 2016, el volumen de consultas se ha incrementado un 1,4 por ciento. En pruebas diagnósticas, el plazo para someterse a un procedimiento diagnóstico se sitúa en 25 días en la provincia granadina.

El volumen global de pruebas diagnósticas cada año es de 12,2 millones en el conjunto de Andalucía, de las que 9,9 corresponden a las incluidas en el decreto de garantías. En el primer semestre de 2016, el volumen de pruebas diagnósticas se ha incrementado un ocho por ciento.

A pesar de mantener las medias andaluzas entre las mejores a nivel nacional y tener la tasa más baja del conjunto de comunidades autónomas, el director gerente del SAS ha manifestado que el Gobierno andaluz sigue buscando márgenes de mejora para continuar cumpliendo los plazos establecidos y reducir los tiempos.

Para ello, seguirá trabajando de la mano de los profesionales, quienes hacen posible responder al compromiso de plazos máximos que tiene la administración autonómica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *