Sábado, 21 enero, 2017

Los emigrantes retornados de Granada: una lucha contra Hacienda

Granada Digital habla con Emilia Rodríguez, representante de AGER, que explica con todo detalle este asunto y el estado en el que se encuentra en estos momentos la provincia de Granada

Agencia Tributaria | Foto: definanzas.com
Daniel Sánchez-Garrido | Nacho Santana


image_print

José y Rosario son de Granada, pero las circunstancias de la vida les convirtió en emigrantes retornados. Este matrimonio granadino es uno de los tantos que sufre un fallo por parte del Gobierno en la Ley Tributaria de 2006, echando por alto unos convenios firmados en la década de los 60 para aquellos españoles que emigraban a países europeos, sobre todo, Bélgica, Alemania y Francia.

Rosario está cobrando una pensión por una gran invalidez. Necesita ayuda de una tercera persona para levantarse, para comer, para ducharse, es decir, una persona totalmente dependiente. Tras tres años de lucha por la solicitud a nivel de Hacienda de que haya un reconocimiento de incapacidad, llegó la semana pasada por fin. Hacienda se ha pronunciado indicándole a esta mujer que sí se le reconoce que la cuantía de la pensión que cobra por parte de Francia se equipara a la pensión de incapacidad absoluta española.

José espera ahora su turno. Él pide la devolución de todo el dinero que pagaron en 2008, 2009 y 2010 ¿Afectados? Muchísimas personas ya jubiladas, las cuales se convirtieron en la diana de Hacienda, exigiendo que tributaran y pagaran los impuestos por las pensiones que cobran de otros países.

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Granada instó el pasado lunes al Ministerio de Hacienda, a través de una moción, a que deje de perjudicar fiscalmente al colectivo de los emigrantes retornados y subsane los errores cometidos en la Ley Tributaria de 2006, que por otra parte sí han sido reconocidos.

Granada Digital se pone en contacto con Emilia Rodríguez, una de las representantes de AGER, la Asociación Granadina de Emigrantes Retornados. Emilia nos explica todo acerca de este caso que ha perjudicado a muchísimos españoles y que incluso ha habido casos de personas que han perdido la vida con este tema. Todo se remonta a los años 60, cuando “España firma un convenio de doble imposición con la mayoría de los países en los que reside inmigración española. En este convenio, en el artículo 19 está regulado que aquellas personas que en un primer momento trabajaron en ese país y que van a exportar una pensión a otro país miembro, esa pensión no tributaría en Hacienda porque es una pensión que proviene de un trabajo público.

“HA HABIDO CASOS DE PERSONAS QUE HAN PERDIDO LA VIDA CON ESTE TEMA”

¿Y qué es trabajo público? Emilia responde: “Trabajo público es lo que no tiene nada que ver con lo que aquí en España consideramos público, que sería estatal. Esos convenios se mantienen hasta el 2006, donde se produce la primera reforma de la Ley IRPF. En ese momento, el Gobierno no ve necesario aplicar la cláusula que sí aplica Montoro en 2013, donde ellos consideran que esa pensión se tiene que considerar como un segundo pagador”.

HACIENDA Y LAS MULTAS A LOS EMIGRANTES RETORNADOS

De esta forma, en el año 2013, la Agencia Tributaria empieza a mandar cartas donde a muchísimos contribuyentes, la gran mayoría son inmigrantes retornados mayores, les indican que han detectado que cobran una pensión en el extranjero que no han declarado en España. Como Hacienda puede tomar una retroactividad de 5 años, en el año 2013 se remontan a 2008. “Ellos te dicen: “Sr. X, en el año 2008 tenía que haberme abonado en concepto de IRPF 2.000 euros, en el año 2009 tanto, en 2010 tanto, en 2011 tanto. Usted no lo ha hecho, por lo que además le voy a multar a cada año porque usted no me lo ha declarado, y además de la multa le voy a poner unos recargos e intereses”, nos explica a Granada Digital Emilia.

EL GOBIERNO SE DA CUENTA DEL FALLO

El Gobierno reconoce un error. Galicia pone en marcha un mecanismo forzado donde son los primeros que empiezan a presentar el contencioso administrativo en Hacienda diciendo que no se puede en ningún momento aplicar la ley de la forma que lo estaba haciendo Hacienda.

En el año 2015, el Gobierno se da cuenta de que ha cometido ese fallo, por lo que paraliza todas las cartas que venían mandando desde 2013. “Hasta finales de 2014 fue un bombardeo de requerimientos, eso era como la lotería, a uno le tocaba, a otro no le tocaba, había pueblos enteros a los que les había tocado, otros no habían recibido una carta de requerimiento. Eso no seguía una lógica. Hacienda, de forma aleatoria, iba cogiendo gente y les iban multando”, asegura Emilia Rodríguez.

“HACIENDA, DE FORMA ALEATORIA, IBA MULTANDO A LA GENTE”

2015: SEIS MESES DE PLAZO PARA PAGAR

Tras reconocer el fallo, el gobierno decide paralizar esos requerimientos y dejan de mandarlos. “Nos dicen que van a abrir un plazo de seis meses para que la gente regularizara su situación”. El plazo se abrió desde enero hasta junio del año 2015, donde daban la posibilidad a los emigrantes retornados que no habían regularizado desde el año 2010 (porque ya 2008 y 2009 había vencido y Hacienda no podía reclamarlo).

LAS CIFRAS

Emilia da las cifras y la odisea para conseguir salir de este problema. “El año pasado, la gran mayoría de la gente tuvo que regular esos cinco años con una media más o menos por ejercicio de unos 2.000-2.500 euros. Es decir, gente que en seis meses han tenido que sacar una media de 14.000-15.000 euros. Hacienda les daba la posibilidad de pagarlo en dos plazos: el primero en el mes de junio y el segundo en noviembre. ¿Quién es la persona que puede sacar en el mes de junio 10.000 euros y en el mes de noviembre otros 10.000 euros? Nadie. Hubo problemas con bancos, tuvimos que hablar con Caja Rural, con BMN… para ver si había posibilidad de que les diesen préstamos, aunque fuesen personas mayores, porque no tenían dinero para pagarlo. En algunos casos sí, pero en otros no ha sido posible. Es un caso tan sangrante que hay casos de personas con bienes embargados, casas embargadas, pensiones que no están cobrando absolutamente nada… son casos muy dramáticos”, confiesa Emilia.

LO QUE SOLICITA AGER

AGER sigue luchando junto a estos afectados. Solicitan una tributación apropiada, que tanto para españoles como para emigrantes retornados haya los mismos tramos. Es decir, que si en España está estipulado que a partir de los 12.000 euros a cualquier persona que viva en España se le empieza a hacer unos descuentos, que no se considere ese doble pagador y se sumen las cuantías. “Hay abuelos que están cobrando pensiones de 400-500 euros, que en el extranjero están cobrando 200 euros mensuales más o menos; si tú sumas las dos cuantías verás que no llega a los 12.000 euros anuales, pero si miras el segundo pagador (del organismo extranjero), sí lo supera. Al superarlo pegan el hachazo y ahí es donde ya Hacienda es bastante dura y aplica unas retenciones muy fuertes”, explica Emilia.

“ESTIMAMOS APROXIMADAMENTE 80.000 AFECTADOS EN LA PROVINCIA DE GRANADA”

Por otro lado, desde AGER exigen que la Agencia Tributaria asuma “que han cometido un fallo y que los Tribunales Superiores de Justicia se pronuncien. De momento, los que más se han pronunciado son los de Galicia y el de Sevilla, y se está a la espera de saber respuesta del de Granada.

Además, AGER también pide una homologación de las pensiones de invalidez justa. Esto significa que una persona que tiene una pensión de invalidad absoluta de Alemania, Francia o Bélgica, también la tenga en España, y viceversa.

¿CUÁNTOS CASOS HAY EN GRANADA?

Emilia asegura que en Granada capital se lo han solicitado en repetidas ocasiones al delegado de Hacienda, pero no encuentran respuesta: “Hablamos, tenemos reuniones y se lo hemos pedido muchísimas veces. No nos ha querido dar cifras, ni nos ha querido decir cuántos afectados hay en la provincia de Granada ni en la capital, ni nos ha querido decir cuánto dinero han recaudado. Nosotros estimamos aproximadamente 80.000”, manifiesta la representante de AGER.

Se trata de una lucha que viene de lejos, una lucha que se ha convertido en eterna, con fallos y errores de por medio y unos protagonistas, los emigrantes retornados, con un grado de vulnerabilidad evidente, teniéndose que enfrentar a un gigante como la Agencia Tribuataria. Tuvieron que marcharse de su país en busca de oportunidades, buscando una vida mejor. Volvieron a su tierra y le exigen una deuda sin justificaciones. La lucha continua.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. mientras conceden amnistias fiscales a los mayores defraudadores del pais ,,todos jefecillos ,,coleguitas y compinches