Sábado, 27 Mayo, 2017

Los 11 puntos en contra del atrio que esgrime la Plataforma SOS Alhambra

El proyecto se enfrenta con dificultades que van desde la legislación vigente hasta el riesgo de poner en peligro el patrimonio nazarí

Parte del proyecto del atrio que proponen desde el Patronato de la Alhambra


image_print

La plataforma SOS Alhambra, constituida por diferentes colectivos como el Centro Artístico, Literario y Científico de Granada, el partido Ciudadanos o la plataforma Salvemos la Vega, hizo público ayer un manifiesto en el que se criticaba duramente el proyecto de atrio que se construiría a la entrada de la Alhambra; y lo hizo a través de 11 puntos que resumen los problemas y perjuicios que esta plataforma prevé, conllevará la construcción de una obra que ha sido objeto de polémica durante toda la campaña electoral.

A continuación se enumera un extracto de esos 11 problemas que la plataforma pone sobre la mes “para generar debate”:

EL ARGUMENTARIO DE LA PLATAFORMA CONTRA EL ATRIO (extracto)

El proyecto incumple la normativa y directrices patrimoniales nacionales e internacionales.

El emplazamiento escogido es inadecuado: se encuentra en entorno BIC y demasiado cerca de la muralla y la Acequia Real.

La construcción del atrio implica destruir el actual patrimonio arquitectónico-arbóreo-paisajístico incluido en el catálogo BIC .

La innovación urbanística implica grandes excavaciones junto con la elevación de la cota del terreno de, al menos, 10 metros sobre el actual rasante.

Los nuevos aparcamientos y apeadero de buses aproximan excesivamente el tráfico rodado al monumento.

Su sobredimensión implica asumir un modelo de gestión pco sostenible del territorio de la Alhambra.

El Plan Director concebía el atrio como un espacio abierto ajardinado que debería dar respuesta a un programa de funcionalidades, sin embargo, el proyecto ganador consiste en una infraestructura subterránea que reduce la masa vegetal.

El presupuesto ha pasado de 11 a 45 millones de euros.

La superficie afectada ha pasado de 12.000 metros cuadrados a 22.000 metros cuadrados y la construida de 5.400 metros cuadrados a 19.000 metros cuadrados.

Los nuevos servicios que incorpora el atrio contribuirán a aislar el monumento de la ciudad.

La exposición “Visiones de la Alhambra”, que omitía la mención al atrio en su título, presentó deficiencias divulgativas que impedían conocer la magnitud del proyecto de manera adecuada y compresible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *