Martes, 24 Abril, 2018

            

Les piden hasta cuatro años por agredir a un portero y a policías tras un altercado en una caseta

Los agentes estaban mediando en el conflicto cuando "de repente aparecieron unas 40 personas de etnia gitana entre los que se encontraba su primo y segundo acusado en esta causa, Ramón C.C.

Juzgados
E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada solicita la pena de cuatro años de prisión para un acusado de romper un vaso de cristal en la cara de un portero de una caseta del recinto ferial, después de que le instara a irse, y pide otros 30 meses de cárcel para su primo, que acudió en su ayuda junto a unas 40 personas más golpeando a los agentes de la Policía Local que estaban mediando en el conflicto.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en el recinto ferial de Granada el 4 de junio de 2015, cuando el primer acusado, Antonio C.R., se encontraba en el interior de la caseta molestando a los clientes.

Fue requerido por el portero para que se fuera y tras ser acompañado a la puerta, “molesto” por tener que abandonar el lugar, le dijo “ahora me voy, pero mañana volveré” en tono amenazante, para a continuación golpearle con un vaso de cristal en la cara, el cual se fracturó causando múltiples heridas a la víctima por las que tuvo que recibir 26 puntos de sutura en el rostro y cuatro en el cuero cabelludo.

El acusado emprendió entonces la huída siendo perseguido por el portero junto a otros compañeros, hasta que se encontró con unos agentes de la Policía Local que ejercían funciones de vigilancia en el recinto ferial y a los que dijo que estas personas “le querían matar”.

Los agentes estaban mediando en el conflicto cuando “de repente aparecieron unas 40 personas de etnia gitana –familiares y amigos de Antonio C.R.–, entre los que se encontraba su primo y segundo acusado en esta causa, Ramón C.C..

Algunos de ellos se lanzaron hacia el portero y sus acompañantes para agredirles, mientras que otros contra los agentes para liberar al detenido Antonio C.R., aunque no lo lograron porque llegaron refuerzos policiales.

No obstante, el primo del primer acusado tiró al suelo a uno de los agentes y propinó patadas y puñetazos a otros cuando estaban tratando de inmovilizarle.

La Fiscalía considera que el hombre que agredió al portero con el vaso de cristal, Antonio C.R., es autor de un delito de lesiones por el que pide para él cuatro años de cárcel, mientras que a su primo le atribuye un delito de atentado por el que solicita 30 meses de cárcel y dos faltas de lesiones por las que pide un total de 1.600 euros de multa.

El juicio por estos hechos se celebrará el 23 y 24 de enero en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *