Martes, 17 Octubre, 2017

            

Las universidades andaluzas volverán a los precios de 2011

La Junta propondrá ocho mensualidades en las matrículas universitarias

Uno de los edificios de la UGR en Granada | Foto: Archivo


image_print

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado que este martes propondrá al Consejo Andaluz de Universidades (CAU) el pago fraccionado en ocho mensualidades de las matrículas universitarias y volver a precios públicos de 2011, para “garantizar la igualdad de oportunidades en la universidad pública”.

Así lo ha apuntado la presidenta durante el acto celebrado en el Palacio de San Telmo de toma de posesión de la nueva rectora de la Universidad de Granada (UGR), Pilar Aranda, en sustitución de Francisco González Lodeiro, y al que ha asistido también el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, y el alcalde de Granada José Torres Hurtado.

“Ésta es la garantía de la igualdad de oportunidades dentro de la universidad pública y la garantía de que la educación y la universidad pública sigan siendo el ascensor social”, ha destacado la presidenta durante su discurso, en el que afirmado que el sistema de los precios “mímimos” en la universidad es uno de los temas con los que “mayor sensibilidad” ha tenido el rector saliente.

“Hay que garantizar que las posibilidades familiares de nuestros universitarios no sean las que condicionen su capacidad de crecimiento, desarrollo personal y formación académica”, ha subrayado Díaz, quien ha comenzado su intervención aplaudiendo que Aranda sea la primera mujer rectora en cinco siglos de existencia de la UGR, porque su compromiso del día a día “es apostar por la igualdad de hombres y mujeres”.

Asimismo, Díaz ha resaltado la “apuesta” de González Lodeiro por la investigación en la universidad pública “como motor de desarrollo” y “ese compromiso con retener el talento, y pensar ya en aquellos jóvenes que están fuera de nuestra tierra, grandes expedientes académicos que cuanto antes tienen que volver aquí”.

“LA UNIVERSIDAD NO PUEDE SER TORRE DE MARFIL”

Para la presidenta, la universidad “no puede ser torre de marfil donde se encierran profesores, doctores, estudiantes, donde se hacen grandes publicaciones, grandes programas de investigación, pero que después no tienen transferencia de conocimiento a la sociedad”, porque la universidad “debe ser mucho más que eso”.

De este modo, señala que universidades como la UGR, que cuenta con 3.650 profesores de primer nivel, con aproximadamente 380 programas de investigación, y donde la Junta colabora en 78 proyectos de excelencia; y que, además, es una de las universidades de referencia no solo en Andalucía sino más allá de nuestras fronteras, “tiene que ser un bastión fundamental en el desarrollo” de esta tierra.

“Por eso, esta universidad, como el resto de universidades andaluzas, va a tener el apoyo y el compromiso de este Gobierno”, que “está convencido de que la igualdad de oportunidades radica en la igualdad del acceso a la formación”, manifiesta Díaz, que asegura que hay elementos que “van a ser claves” en el desarrollo de esta legislatura como el acceso a la universidad, que “tiene que estar vinculado a la cultura del esfuerzo y que no puede estar condicionado por las circunstancias económicas”.

Además, afirma que el sistema “tiene que ser sostenible” y que “hay que seguir reduciendo la deuda con la universidad pública y garantizar el mantenimiento presente y futuro”. “Será la evaluación en los próximos tiempos la que determina que tenemos que hacer en la universidad pública, y no será la circunstancia económica de la universidad ni la falta de compromiso porque ese compromiso está por parte de la Junta”, manifiesta.

“ANDALUCÍA NECESITA UN NUEVO MODELO PRODUCTIVO”

En tercer lugar, la presidenta se ha referido a la investigación, y ha resaltado la apuesta de este Gobierno “de unir esta investigación y esa universidad a la economía”. “Andalucía necesita un nuevo modelo productivo”, asegura, toda vez que señala que “estamos en un contexto complicado y difícil a nivel europeo” y que “después de siete años de una crisis brutal, pasamos a tener una oportunidad para crecer más y mejor”.

“En ese nuevo modelo productivo la universidad va a ser un actor de primer orden. Ésa ha sido mi apuesta al incorporar a dos rectores de referencia, no solo en Andalucía sino en el conjunto de España, a ese nuevo modelo de Gobierno”, puntualiza la presidenta, que se muestra “convencida” de que la universidad pública en Andalucía “es una garantía para esta tierra”, por “queremos que todo ese talento y conocimiento esté al servicio” de Andalucía.

Por su parte, la nueva rectora de la UGR ha señalado que asume esta responsabilidad “con la misma ilusión y pasión” que ha puesto en su actividad académica, toda vez que ha expresado su “orgullo” por pertenecer a una institución que “responde a lo que la sociedad demanda”. Igualmente, Aranda ha destacado la labor de González Lodeiro, que en tiempos difíciles ha conseguido junto a su equipo “mantener la acción de gobierno para ir hacia adelante”.

Del mismo modo, Pilar Aranda ha señalado que en esta nueva etapa al frente de la UGR “tratará que la eficacia y la eficiencia” marquen la acción de gobierno, porque el conocimiento “es lo único que puede transformar la sociedad”. Por último, ha señalado que “solicitará que puedan planificar a corto, medio y largo plazo objetivos y recursos para que la Universidad de Granada pueda desarrollar todas aquellas acciones posibles”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *