Domingo, 28 Mayo, 2017

Las rebajas de verano comienzan y FACUA pide cautela

Según encuestas de la asociación, el 65% de los consumidores han detectado fraudes durante el periodo de rebajas | 9 de cada 10 se sienten desprotegidos legalmente.

Facua recuerda que hay que ser crítico con las ofertas


image_print

Desde que se produjo la liberalización del periodo de rebajas, regulada mediante normativa en 2012, se abre en España la posibilidad de que la tienda en cuestión elija sin restricciones el periodo en el que establecerlas. Con este nuevo sistema, la fiebre por conseguir el producto más barato a la carrera antes de que te lo quite alguien más rápido, desapareció casi por completo. Esto no quita, según FACUA, que haya que relajarse ni olvidar los derechos que tenemos como consumidores.

RELAJACIÓN EN LAS MEDIDAS DE CONTROL

FACUA alerta de que con la citada legislación se introdujeron cambios que afectaban directamente a los derechos de los consumidores. Por ejemplo, ya no es necesario que los artículos hayan estado en tienda durante un periodo de tiempo concreto, o directamente se elija  si disponer de rebajas.

Sin embargo, hay obligaciones que se mantienen intactas, como la de indicar precio nuevo y antiguo de los productos promocionados. En este punto se han detectado irregularidades, como la inflación falsa de precios, centrada en hacer más atractivas la rebaja. Al respecto, David Avellaneda, responsable de comunicación de FACUA Granada, indica que “los descuentos del 50% o del 60% son muy atractivos, pero cuando hay precios inflados realmente esos descuentos son mucho menores. Si a ese cartel le añadimos un hasta el 60%, por ejemplo, ya tenemos un argumento de marketing a bajo coste.”

LOS MISMOS DERECHOS, TODO EL AÑO

Finalmente, en cuanto a los derechos de los consumidores, FACUA recuerda que son los mismos que durante el resto del año. Si la tienda acepta el pago con tarjeta o devoluciones, éstas deben aceptarse durante el periodo de rebajas. La calidad y la disponibilidad de los productos también deben ser las mismas. Y como siempre, el establecimiento debe tener a disposición de los clientes las hojas de reclamaciones. “Al final el consumidor siempre debe recordar que las rebajas no son de derechos ni de calidad, sino de precios. Y que ante cualquier problema las hojas de reclamaciones siempre deben estar a nuestra disposición”, concluye Avellaneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *