Miércoles, 29 Marzo, 2017

Las obras de la Plaza de las Pasiegas generan molestias en el entorno de la Catedral

La zona, habitualmente plagada de artistas callejeros y de turistas, se encuentra ahora invadida por escombros y máquinas

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Fermín RF @ferminius


image_print

Los músicos, cantantes, mimos y actores callejeros han dado paso a los dúmper, los motovolquetes y las hormigoneras. Desde hace días, la Plaza de las Pasiegas es el escenario de una reforma que está alterando el ecosistema habitual de la céntrica plaza granadina, acostumbrada a ser uno de los epicentros de la actividad turística y cultural de la ciudad.

Así las cosas, a lo largo de estos días, el número de turistas que acude al entorno de la Catedral se está viendo mermado por el ruido y las molestias que generan los trabajos de los obreros, que centran sus labores en la zona de la plaza más cercana a Bib-Rambla.

Eso sí, las obras parecen no estar afectando a los responsables de los negocios del entorno, ya que varios de ellos confirman que “está llegando la misma gente que antes de las obras”, aunque sí reconocen la “molestia” que generan los trabajos a lo largo de todo el día.

Así las cosas, tanto ellos como los turistas han de vivir, por el momento, con la incomodidad de sufrir los ruidos y el polvo generado por la labor de reforma, y aún habrán de esperar unos días para que el entorno de la Catedral de Granada recupere la normalidad y vuelva a ser el centro neurálgico de otro tipo de labores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *