Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Las mujeres embarazadas que padecen insomnio o apnea tienen más riesgo de parto prematuro

A pesar de esto, estudios previos no han ofrecido una imagen clara de cómo este trastorno puede influir en las probabilidades

Foto: Archivo GD
EP


image_print

Las mujeres que experimentan insomnio durante el embarazo tienen un 30 por ciento más de riesgo de tener un parto prematuro, porcentaje que asciende al 50 por ciento cuando padecen apnea del sueño, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por expertos de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos).

La apnea es un trastorno del sueño potencialmente grave que implica paradas repetidas en la respiración y que, además, ya se ha relacionado con la presión arterial alta durante el embarazo, un factor de riesgo independiente para los nacimientos prematuros.

Asimismo, y a pesar de que muchas mujeres embarazadas tienen insomnio en algún momento de la gestación, estudios previos no han ofrecido una imagen clara de cómo este trastorno influye en las probabilidades de los nacimientos prematuros.

En este sentido, los investigadores, cuyo trabajo ha sido publicado en ‘Obstetrics and Gynecology’, analizaron a bebés de 34 y 36 semanas de gestación, así como aquellos que nacieron con menos de 34 semanas. Se considera un parto normal a las 37 semanas de gestación.

RAZA NEGRA, OBESIDAD Y MAYOR DE 35 AÑOS SON TAMBIÉN FACTORES DE RIESGO

Asimismo, estudiaron a 2.172 mujeres que tenían un diagnóstico de trastorno del sueño y compararon sus resultados de parto con un grupo seleccionado aleatoriamente de 2.172 madres que eran similares en muchos sentidos, pero que no tenían problemas de sueño.

De esta forma, los científicos comprobaron que las mujeres con trastornos del sueño tenían más probabilidades de ser negras, de tener 35 años o más, obesas y de padecer otros problemas médicos como hipertensión, diabetes e infecciones, así como mayores probabilidades de fumar o consumir drogas y alcohol durante el embarazo. También tenían más probabilidades de tener antecedentes de parto prematuro.

Del mismo modo, a nivel general, casi el 15 por ciento de las mujeres con trastornos del sueño tenían un parto prematuro, en comparación con el 11 por ciento de las mujeres sin problemas de sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *