Sábado, 18 Noviembre, 2017

            

Las lanzaderas de empleo en Albolote y Armilla logran un 100% de inserción laboral

Los programas ofrecen talleres y actividades formativas que promueven habilidades y favorecen la iniciativa emprendedora

Archivo GD
Gabinete


image_print

Las últimas ediciones de las lanzaderas de Andalucía Emprende -órgano dependiente de la Consejería de Economía de la Junta-, en los municipios de Albolote y Armilla han impulsado la inserción laboral del cien por cien de sus participantes.

En concreto, se trata de 40 personas que estaban en desempleo -en su mayoría mujeres con edades comprendidas entre los 19 y los 54 años-, que han accedido a un puesto de trabajo por cuenta ajena, se han iniciado en el autoempleo como emprendedores o han perfeccionado estudios gracias a la actividad formativa de estos órganos, que favorecen el desarrollo de conocimientos y de habilidades para la inserción laboral.

Así lo ha señalado el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Juan José Martín Arcos, durante la clausura de la cuarta edición de la Lanzadera de Armilla y de la tercera en el caso de Albolote, en un acto en el que ha estado acompañado por la alcaldesa de este último municipio, Concha Ramírez, y la concejal de Empleo, Rosa Madrid, entre otros.

Martín Arcos ha destacado que gran parte del éxito alcanzado radica en la capacidad de estas lanzaderas de generar cambios “sustanciales en actitudes, habilidades y competencias, incidiendo en el aumento de la motivación personal, la potenciación de capacidades previas, la mejora de las relaciones personales o el conocimiento de nuevas herramientas y recursos que favorecen las inserciones laborales”.

“Son los mismos participantes quienes descubren todas las competencias y las habilidades que tienen para ser útiles, poder ayudarse entre sí y mejorar su empleabilidad, a través de la colaboración y la solidaridad”, ha agregado.

Por su parte, la alcaldesa de Albolote ha agradecido el apoyo del Gobierno andaluz y de Andalucía Emprende a este tipo de iniciativas que favorecen de manera innovadora la búsqueda y el acceso a un puesto de trabajo.

Las lanzaderas, que arrancaron el pasado mes de febrero, han contado con múltiples actividades, cuyo principal objetivo ha sido el desarrollo de la empleabilidad de las personas desempleadas y el fomento del espíritu emprendedor.

Durante el tiempo que se desarrolla el programa, sus participantes asisten a sesiones de ‘coaching’ y talleres de inteligencia emocional, e intervienen en dinámicas de comunicación, conocen nuevas técnicas de elaboración de currículos, se enfrentan a entrevistas personales y procesos de selección, al diseño de mapas de empleabilidad y participan en el desarrollo de procesos de intermediación laboral con empresas y responsables de recursos humanos.

La edad media de los participantes oscila entre los 40 y los 45 años y en torno al 55 por ciento son mujeres. En cuanto al nivel de estudios, el grupo más numeroso es el correspondiente a universitarios y de grados profesionales, mientras que en lo que respecta al tiempo en desempleo, el 35 por ciento llevaba más de dos años en paro.

Las lanzaderas suponen un cambio de enfoque en las políticas de inserción laboral desplegadas hasta el momento, pues los participantes también abordan la búsqueda de oportunidades de negocio y detectan los pasos que han de seguir para crear una empresa, lo que puede contribuir a que exploren posibilidades de autoempleo. Otra característica destacable es su flexibilidad, ya que se pueden modificar las temáticas en función de las necesidades y demandas que presenten sus participantes.

En el acto de clausura, que se ha celebrado en la Casa de la Cultura de Albolote, uno de los integrantes de la iniciativa, Ales Furundarena, ha interpretado sobre el escenario una obra de teatro denominada ‘Cabeza de Ratón’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *