Sábado, 21 enero, 2017

Las concentraciones de electrolitos en el sudor influyen en el rendimiento físico durante una maratón

A esta conclusión han llegado tras analizar en un grupo de 51 maratonianos los electrolitos en el sudor, así como la concentración de los mismos en la sangre

FOTO: MARIYA PROKOPYUK/FLICKR
E.P.


image_print

Las concentraciones de electrolitos en el sudor pueden influir en la homeostasis hidroelectrolítica durante una maratón, es decir, en el rendimiento físico durante la carrera, según ha mostrado una investigación realizada por expertos del Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Camilo José Cela (UCJC).

“La concentración de electrolitos en el sudor es un factor esencial para predecir las necesidades de sales durante una actividad deportiva, especialmente de resistencia, como la maratón. Es probable que los individuos con un sudor muy salado se beneficien de la suplementación oral, por ejemplo, con cápsulas de sales”, ha explicado la autora principal del estudio, Beatriz Lara.

A esta conclusión, publicada en el ‘Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports’ y recogida por la plataforma Sinc, han llegado tras analizar en un grupo de 51 maratonianos los electrolitos en el sudor, así como la concentración de los mismos en la sangre.

Y es que, con el sudor no sólo se pierde líquido, sino que también disminuyen también varios electrolitos esenciales para el mantenimiento hídrico y la función neuromuscular como, por ejemplo, el sodio. Ahora bien, el problema surge cuando esa pérdida excesiva de electrolitos por el sudor no se recupera adecuadamente con bebidas o alimentos, lo que puede desembocar en hiponatremia.

SUDOR ‘SALADO’, ‘POCO SALADO’ Y ‘TÍPICO’

Por ello, y con el objetivo de entender este proceso, los expertos colocaron a los participantes en el estudio dos parches en la piel diseñados especialmente para recolectar muestras de sudor, con los que corrieron toda la maratón. Justo tras finalizar la competición, se les extrajo una muestra de sangre para analizar la cantidad de electrolitos.

Tras un primer análisis se categorizó a los corredores en tres grupos de acuerdo con la concentración de sodio: corredores con un sudor ‘poco salado’; sudadores ‘típicos’ con una cantidad normal de sodio en el sudor, y sudadores ‘salados’, que representan a aquellos corredores con una cantidad excesiva de sodio en el sudor.

De esta forma, los investigadores comprobaron que los maratonianos con concentraciones muy elevadas de electrolitos en sudor (los ‘salados’) tuvieron menores concentraciones de electrolitos en sangre, a pesar de que se rehidrataron correctamente y tomaron la misma cantidad de alimentos con sal que el resto de corredores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *