Martes, 24 enero, 2017

Las claves de la polémica Ley Wert

La huelga contra la reforma planteada por el ministro de Educación pone de manifiesto su controversia

Manuel Herrera @manuelherrerapr


image_print

La educación es uno de los pilares del Estado y, como tal, el modelo que se escoge para su aplicación es objeto de debate público. No obstante, es probable que ninguna ley educativa hubiese tenido tanto impacto mediático ni hubiese generado tanta controversia como la nueva LOMCE, aprobada recientemente en el Congreso de los Diputados, con los votos a favor de los representantes del Partido Popular en la Cámara. Mayoría absoluta.

La reacción de los grupos que se han mostrado, de forma vehemente, en contra de la aprobación de la LOMCE no se ha hecho esperar, y desde el martes, y hasta este jueves, están programadas distintas movilizaciones para tratar de presionar al gobierno del PP y al ministro Wert para que den marcha atrás a su proyecto.

La polémica suscitada ha sido de un volumen gigantesco, pero ¿cuáles son los puntos de discordia?, ¿por qué es tan polémica la Ley Wert?

CONTENIDOS EDUCATIVOS: La nueva ley otorga más relevancia a asignaturas como matemáticas o lengua, en detrimento de otras como historia, filosofía o tecnología. Esta circunstancia se verá plasmada en el número de horas que dedican los alumnos a ellas. También, plantea la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y suprime el bachillerato de Artes Escénicas, mientras que, en Primaria, desdobla la materia de Conocimiento del medio en Ciencias Sociales y Ciencias de la Naturaleza.

REVÁLIDAS: La nueva ley introduce dos reválidas de carácter nacional y vinculante, ya que, todo aquel que no las supere, no podrá recibir el título pertinente. Los alumnos tendrán que realizarlas al final de la ESO y del Bachillerato. Además, en Tercero y en Sexto de Primaria habrá dos pruebas de nivel meramente analíticas, ya que el hecho de no superarlas no impedirá al niño acceder al siguiente curso. Además, desaparece la Selectividad.

ELECCIÓN DE LOS ITINERARIOS: Los alumnos se verán obligados a escoger su itinerario formativo un año antes que hasta ahora. Será en Tercero de ESO. El curso siguiente, el correspondiente a Cuarto está planteado como un curso puente de acceso a Bachillerato o a la Formación Profesional.

RELIGIÓN: La problemática de la religión no consigue generar un consenso entre las distintas partes afectadas. La Ley Wert plantea la posibilidad de estudiar Religión Confesional o una alternativa de valores. La nota contará para la media.

OTROS ASPECTOS:

– El Gobierno será el encargado de nombrar a los directores de los centros.

– Nadie podrá pasar de curso con más de dos asignaturas suspensas. Tampoco si obtiene menos de un cinco en Lengua y Matemáticas.

– El Gobierno fijará los contenidos de las asignaturas troncales.

– La ley entrará en vigor en el curso 2014/2015.

Más allá de las medidas tangibles, la ley introduce ciertas frases en el planteamiento de los objetivos que han irritado a diversos colectivos y que, en ocasiones, han generado una mayor polémica que la propia ley. Desde ciertos sectores se acusa al gobierno de mercantilizar la Educación, mientras éste defiende su aplicación práctica y se basa en los resultados negativos del país con respecto al resto de Europa.

Sea como fuere, unos y otros están dispuestos a dar batalla y Granada no será ajena a ella. Durante el miércoles y el jueves, los detractores de la medida tratarán de presionar al Gobierno desde las calles para echar abajo una ley que va camino de convertirse, si no lo es ya, en una de las más controvertidas de la historia de la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *