Viernes, 24 Marzo, 2017

La reducción del número de coordinadores generales queda en el aire por la abstención de los partidos

Baldomero Oliver señala que el pleno se ha convertido en un cruce de acusaciones entre los portavoces municipales

Pleno Municipal con Paco Cuenca como presidente | Foto: Cristina Chaparro
Redacción GD


image_print

El pleno ordinario desarrollado hoy en el consistorio granadino ha desembocado en un cruce de acusaciones continuas, tal y como ha destacado el portavoz del equipo de Gobierno Baldomero Oliver. Debido a esta situación de tensión en la que se desarrolla el primer pleno presidido por Francisco Cuenca como alcalde, una de las primeras iniciativas presentadas por el nuevo regidor -la reducción del número de coordinadores y directores generales- no se ha podido llevar a cabo por la abstención de todos los partidos municipales de la oposición.

“Estamos realmente sorprendidos por la oposición de todos los grupos, salvo Ciudadanos que no ha votado, porque era una propuesta que llevamos desde el equipo de gobierno y que era la reducción de los cargos directivos”, ha señalado al respecto Baldomero Oliver.

Sobre las causas que han llevado a que unos de los primeros movimientos que pretendía llevar el PSOE al llegar a la alcaldía del Granada haya quedado en el aire, Baldomero Oliver indica: “La realidad es que con el no voto por mayoría absoluta hemos obligado a mantener diez coordinadores generales y diez direcciones generales, así que tendremos que reasignar las tareas dentro de las funciones que el equipo de gobierno tiene”.

Según ha señalado el portavoz socialista, el pleno se ha convertido en una relación de acusaciones mutuas y cruzadas que han dificultado llevar a cabo este tipo de iniciativas. “Nos hemos encontrado con la sorpresa de la abstención del PP, que entendemos que está en un intento de demostrar que sin ellos esta ciudad no tiene gobierno. También nos ha sorprendido la abstención de Vamos, Granda, más preocupado por imponer sus criterios que en hacer cosas por el interés general y la abstención de Puentedura, que to creo que se ha confundido un poco del momento procesal para debatir los temas que planteaba”, ha recalcado Oliver.

A esto ha añadido: “Espero que todo el mundo pueda entender que necesitamos un cierto margen para organizar un equipo de gobierno que todo el mundo apoyó en la investidura, pero en el que nadie quiso entrar, con lo cual necesitamos un cierto margen para adoptarnos a un mecanismo de gestión ordinario”.

Pero para el equipo de gobierno esta negativa no supone dejar a un lado el proyecto de reducción que se plateaba, sino que, tal y como indica Baldomero Oliver, la alcaldía tiene pensado plantear este cambio en un próximo desarrollado cuando pasen las elecciones generales para que así, según ha expresado Oliver “las cosas se hayan normalizado y los partidos políticos no tengan la obligación de dar cuenta a sus mayores de la gestión que se hace en el ayuntamiento de Granada”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *