Martes, 25 Julio, 2017

            

La Policia Nacional detiene a una mujer por amenazas y por sustraer el ordenador portátil y el móvil al hombre que la contrató

Los hechos sucedieron en días pasados, cuando un hombre de 84 años se personó en la Comisaría de distrito Norte de la capital para denunciar que desde hacía tiempo venía sufriendo amenazas por una mujer de 22 años a la que había dado trabajo en su casa como limpiadora



image_print

Agentes de la Policía Nacional han procedido en díaspasados a la detención de una mujer de 22 años, originaria de países de esteeuropeo, a la que atribuyen la presunta autoría de las amenazas vertidas contrael hombre para el que trabajaba de empleada de hogar y de la sustracciónde un ordenador portátil y un teléfono móvil que dicho hombre tenía en su

Los hechos sucedieron en días pasados, cuando un hombre de 84 años se personó en la Comisaría de distrito Norte de la capital para denunciar que desde hacía tiempo venía sufriendo amenazas por una mujer de 22 años a la que había dado trabajo en su casa como limpiadora. Según parece, y por manifestaciones de la víctima, la mujer le amenazaba con enviarle a unos compatriotas para que le “machacaran” si, aparte del dinero convenido por su trabajo como limpiadora, no le daba más cantidad de dinero diario.

El hombre, ante estas amenazas y dado que vivía solo y manifestó sentir miedo, le daba diariamente cantidades entre los 15 y 20 euros de más de lo convenido debido a dichas amenazas.

Le sustrae un móvil y un ordenador portátil

Ante estos hechos, el hombre, atemorizado, se presentó en Comisaría para manifestar a los agentes que, además de las amenazas sufridas, esta mujer le habría sustraído un ordenador portátil y un teléfono móvil, ambos valorados en más de 500 euros.

Puestos en marcha ante lo sucedido, los agentes realizaron las gestiones correspondientes hasta localizar a la mujer denunciada, quien, al ser localizada, intentó huir de los agentes sin conseguirlo, ya que fue interceptada por los mismos. La propia mujer la que reconoció a los policías que ella misma había vendido los efectos del hombre y que ya no tenía el dinero. Los policías procedieron a su detención y a su trasladado a dependencias policiales.

La intervención fue realizada por policías de la Unidad de Prevención y Reacción ( U.P.R.) de la Comisaría Provincial de Granada

La mujer fue puesta posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *