Martes, 30 Mayo, 2017

La Policía Nacional detiene a cinco jóvenes que accedieron a un hotel forzando la puerta de entrada y ventanas

Fracturaron marcos de entrada y ventanas con la finalidad de entrar en el establecimiento, que se encontraba cerrado al público

Policia | Foto: archivoGD
Gabinete


image_print

Agentes de  la Policía Nacional han procedido a la detención de cinco jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 19 años, sin antecedentes policiales anteriores a los hechos causantes de esta información, a los que  les atribuyen la presunta autoría de la fractura de la puerta de entrada y ventanas de un hotel de la ciudad, sito en la zona del Fargue, y que en esos momentos se encontraba cerrado.

El hotel no se encontraba abandonado, ya que las instalaciones se encuentran cerradas pero, según manifestaciones de los propietarios, mantienen mobiliario y cosas de valor en su interior. De hecho, los servicios de alarma y seguridad del establecimiento dieron aviso a la Policía acerca de un posible funcionamiento anómalo en la instalación.

Una vez que la Policía recibió la notificación de alarma del establecimiento, se personó una dotación de servicio que se encontraba por la zona en sus labores de prevención de la seguridad ciudadana, y sorprendió a tres jóvenes que se hallaban dentro del recinto.

Otra dotación policial logró interceptar a otros dos en otra zona del establecimiento.  Los agentes comprobaron que  que el hotel se encontraba  cerrado para su uso público observando que una de las puertas que da acceso al edificio del hotel había  sido golpeada con bloques de hormigón que se hallaban rotos junto con la puerta y   un trozo de hierro que habría podido ser utilizado como palanqueta.

Los jóvenes, al ser descubiertos, manifestaron a los policías que habían entrado forzando la entrada para hacerse unas fotos y unos vídeos en su interior.  Ante estos hechos  y una vez realizadas ciertas comprobaciones por parte de los policías, se procedió  a la detención de los jóvenes y a su traslado a dependencias policiales.

Los policías del GAC (Grupo de Atención al ciudadano), en compañía de vigilantes de seguridad de la empresa que daba cobertura al hotel, comprobaron que en el interior del establecimiento se habían causado  daños así como algunas ventanas fracturadas,  si bien no pudieron evaluar la cuantía de los daños así como su valor y si faltaba o no algún efecto del establecimiento.

Los jóvenes fueron puestos posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *